Ir al contenido

Internacional | Martes 05 • Marzo • 2013

Con un toque de verde

Obama hizo nuevas designaciones para su gabinete.

Dos mujeres y un hombre son los nuevos integrantes del gobierno de Barack Obama. Si bien sus nombres no son demasiado conocidos fuera de Estados Unidos, cada uno es reconocido y respetado en su área. Un investigador del Massachusetts Institute of Technology (MIT), una gestora de presupuestos en fundaciones filantrópicas y una activista y gestora del ámbito de la economía verde son los nuevos rostros en Washington.

Obama designó ayer a Gina McCarthy como directora de la Administración para la Protección Ambiental, a Ernest Moniz como secretario de Energía y a Sylvia Matthews Burwell como directora de la Oficina de Gestión y Presupuesto. Consideró que estos tres “individuos sobresalientes” deberán enfrentar algunos de los retos “más importantes” de su segundo período, y dijo que espera que el Senado “los confirme tan pronto como sea posible”

Si esa confirmación llega, McCarthy y Moniz liderarán el área de energía y de combate al cambio climático, mientras Burwell será la responsable de la oficina de la Casa Blanca que se encarga de cumplir con los gastos del gobierno previstos en el presupuesto, que inevitablemente se verán afectados cuando a fines de marzo sean debatidos en el Congreso.

Con estos nombramientos Obama, que había recibido críticas por la escasez de mujeres en su gobierno, aumenta la participación femenina y además incluye en los más altos cargos a una persona bastante alejada de su círculo más próximo, como lo es la designada directora de la Oficina de Gestión y Presupuesto.

Burwell ya estuvo en la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton (1993-2001), cuando fue la subdirectora de la oficina que ahora liderará y después la jefa de gabinete del entonces secretario del Tesoro, Robert E Rubin. Después de participar en esa administración se dedicó al trabajo junto a organizaciones benéficas, como la Fundación de Bill y Melinda Gates o la Fundación Wallmart -brazo filantrópico de la multinacional-, cargos desde los que ha dispuesto la financiación de proyectos educativos o de lucha contra enfermedades, tanto dentro como fuera de Estados Unidos. Según Obama, estos antecedentes garantizan la eficacia de Burwell: “Ella sabe cómo lidiar con el tema del presupuesto”.

Durante su carrera trabajó junto a Jack Lew, el recién confirmado secretario del Tesoro que tuvo también un pasaje por la Oficina de Gestión y Presupuesto.

Gina McCarthy, por su parte, desde el primer mandato de Obama ha liderado la división de Contaminación y Pureza del Aire de la Administración para la Protección Ambiental, y ahora asciende a la cabeza de ese organismo. Su nominación se entiende como un respaldo a una dirigente que ha luchado durante más de dos décadas -tanto desde la gestión como desde el activismo- por el desarrollo de políticas verdes y dirigidas a una economía sustentable. El presidente destacó que el liderazgo de McCarthy garantiza que la administración promoverá los programas de energía renovable, y recordó la gestión que ella desarrolló en Massachusetts durante el gobierno del ex candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney. Fue funcionaria de ese estado durante la administración Romney y durante otros gobiernos republicanos y demócratas.

El último de los designados, Ernest Moniz, es un científico egresado del MIT, que además de dar clases en ese centro se ha encargado a la investigación dirigida a las energías renovables. “Ernie sabe que nosotros podemos producir más energía y hacer crecer nuestra economía al mismo tiempo que cuidamos nuestro aire, nuestra agua y nuestro clima”, dijo Obama.


Reacciones

Facebook Ingresá con tu cuenta para comentar.

Google Ingresá con tu cuenta para comentar