Ir al contenido

Deporte | Viernes 19 • Febrero • 2016

Alta ilusión

Malvín juega hoy su primer partido en el cuadrangular semifinal de la Liga de las Américas.

Luego de clasificarse tras quedar segundo en el grupo A disputado en República Dominicana, Malvín abrirá hoy un nuevo capítulo en su trayectoria internacional en la localidad brasileña de Bauru, ubicada en el estado de San Pablo. A las 19.00 enfrentará a equipo local Bauru en el partido que abrirá esta serie semifinal del torneo, en la que además participarán los también brasileños de Mogi das Cruzes y Quimsa, actual campeón del básquetbol argentino, que se medirán en el partido de segunda hora.

La actividad del equipo azul continuará mañana a las 17.45 ante los argentinos y cerrará su participación el domingo cuando juegue con Mogi, a las 16.45. Al igual que en la etapa anterior, los uruguayos deberán terminar primeros o segundos para ganarse el derecho a disputar el Final Four, cuadrangular que se jugará en marzo y cuyos detalles aún no están definidos.

Somos todos

Malvín viajó a Bauru con su plantel completo y con todos los jugadores a la orden. El descanso obligado por no clasificarse al Súper 4 en el torneo local le permitió descansar y recuperar piezas claves: Nicolás Mazzarino, Fernando Martínez y, en menor medida, Mathías Calfani y Reque Newsome, que también arrastraban lesiones. Además de las piezas que completan su plantel habitual entre nacionales y extranjeros, el playero se reforzará para la ocasión con el pivot brasileño Lucas Tischer, jugador de 32 años de importante trayectoria internacional. Tischer fue drafteado, aunque no llegó a jugar, en Phoenix Suns, de la NBA, y además jugó en el básquetbol argentino, en el israelí y en varios equipos de Brasil; se destacó su paso por Uniceub, donde ganó la Liga de las Américas en 2009.

En la previa al inicio de la competencia, el artiguense Calfani fue entrevistado por el portal oficial de la competencia, ligamericas.com. El uruguayo sintetizó que sería un sueño pasar el grupo y meterse entre los cuatro mejores: “Hace varios años que los equipos uruguayos compiten a nivel internacional, y cada año vamos consiguiendo mejores resultados. Sería algo muy importante para el club como institución y para todo Uruguay que Malvín consiguiera esa clasificación al Final Four. Sería un salto de calidad”, dijo. En tal sentido, también sostuvo que para lograrlo deben “tener una mayor concentración y mantener una intensidad alta durante todo el juego, no ser irregulares”.

Bravo, el resto

En la serie que comenzará hoy todos se conocen: Malvín y Mogi das Cruzes se enfrentaron en el grupo A, mientras que Bauru y Quimsa se vieron en la serie B. El poderío siempre estuvo del lado de Brasi, ya que tanto Mogi como Bauru clasificaron primeros.

Si bien es difícil establecer favoritos en una instancia como ésta, Bauru tiene algunos puntos fuertes a su favor: es local, por lo que jugará con el público a su favor, y cuenta además con jugadores de nivel mundial: Ricardo Fischer, Murilo Becker, Alex García, Jefferson, el gigante Rafael Hettsheimer y el yanqui Robert Day. Como si fuera poco, el equipo está pasando por un gran momento: prueba de ello es que llega a la llave semifinal siendo puntero de la liga brasileña.

El segundo juego de Malvín será con Quimsa, de Santiago del Estero. Los argentinos arriban a tierras paulistas como terceros del básquetbol argentino. Son dirigidos por Silvio Santander y entre sus principales exponentes figuran Damián Tintorelli, Nicolás Romaro, el recuperado Nicolás Gianella y Gabriel Deck, una de las jóvenes promesas del básquetbol de la vereda de enfrente.

Últimamente la piedra en el zapato de Malvín es Mogi das Cruzes; en el reciente enfrentamiento entre ambos, los brasileños se impusieron con un cómodo 82-60. Su figura no es otra que el yanqui Shamell Stallworth, enorme player que tanto golea desde afuera como aprovecha el juego interior. Su juego es alimentado por el base veterano Larry Taylor, armador estadounidense pero nacionalizado brasileño.

Etiquetas