Ir al contenido

Nacional | Martes 16 • Febrero • 2016

Camino propio

Alianza Progresista busca medir su caudal electoral y se presentará en las internas del FA separada del Nuevo Espacio.

La lista 99738, un acuerdo entre dos de los tres sectores más importantes del Frente Liber Seregni (FLS), la Alianza Progresista y el Nuevo Espacio no tendrá una expresión electoral en las próximas elecciones internas del Frente Amplio (FA). Si bien el Nuevo Espacio quería presentarse en estas internas nuevamente junto a la Alianza Progresista, por decisión de la dirección de esta última en diciembre, ambos sectores volverán a presentarse de forma separada. Sus listas volverán a identificarse con los números que los caracterizaron en otras oportunidades electorales: 99000 y 738, respectivamente.

La idea, explicó el diputado de Alianza y ex intendente de Maldonado Óscar de los Santos, es “poder marcar sus votos para saber lo que somos”. El sector político hace tiempo que no tiene una expresión electoral propia y por eso “nunca se termina de definir qué es esta organización”, sostuvo el legislador. La lista 99738 se presentó por primera vez en las elecciones internas de 2012. Luego la apuesta se repitió en las elecciones internas y nacionales de 2014 y también al año siguiente, a nivel departamental. Además, en 2009 el FLS había presentado por primera vez una lista única al Senado, que permitió que el ahora canciller Rodolfo Nin Novoa y el senador Rafael Michelini llegaran a la cámara alta en aquella oportunidad, junto a tres legisladores de Asamblea Uruguay, el sector mayoritario del bloque.

Pero De los Santos también afirmó que dentro del FLS, la Alianza tiene algunas características propias que la hacen distinta al Nuevo Espacio y los demás sectores del bloque. “El origen nuestro fue una escisión del Partido Comunista del Uruguay, el retorno del Partido Demócrata Cristiano al FA, y una escisión del wilsonismo [con la llegada de Rodolfo Nin Novoa]. Eso ha creado una confluencia de sectores progresistas. Tenemos una red nacional que no es tan significativa, porque sólo tenemos dos diputados, pero tiene que ver con la aptitud del viejo FA de que se puede discutir todo sabiendo que venimos de vertientes distintas, y de cómo buscar acuerdos, primero entre nosotros y luego por fuera del sector, y eso se ha preservado dentro de la Alianza por 17 años”.

Alianza Progresista, explicó De los Santos, también busca “tratar de consensuar con el FLS y con el Partido Socialista un espacio común para la presidencia del FA, y de ideas en común”. “Es una alianza estratégica para trabajar, de largo aliento”, agregó. Estos sectores, recordó el diputado, fueron los que impulsaron y llevaron a la socialista Mónica Xavier a la presidencia de la fuerza política. Este posible espacio, sin embargo, va a depender en buena forma de cómo se dirima la interna socialista, en la que sus principales corrientes internas se medirán en elecciones el 13 de marzo, una semana después de que el Plenario del FA habilite las candidaturas a la presidencia de la fuerza política. La actual dirección del Partido Socialista, cuya mayoría apoya la elección de Xavier como secretaria general del partido, está realizando “sondeos” por la candidatura a la presidencia del FA del actual secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda. Pero la decisión irritó a quienes apoyan que el próximo secretario general socialista sea el ex ministro de Desarrollo Social Daniel Olesker. Hasta ahora, el único sector político que oficializó su apoyo a Miranda es la Alianza Progresista.

Etiquetas