Ir al contenido

Deporte | Martes 23 • Febrero • 2016

Casi todo pronto

A la sub 17 femenina le cambiaron el fixture (para bien) y se va el sábado.

La selección sub 17 de fútbol femenino ha culminado la serie de partidos amistosos realizados en el último mes y se apresta a partir hacia Barquisimeto, Venezuela, donde disputará el Campeonato Sudamericano de esa categoría.

Una novedad importante es que se modificó totalmente el programa de partidos. De aquel insólito fixture que le daba a Uruguay la jornada libre en la última etapa del grupo B, con partidos en los que siempre el rival de turno llegaba descansado (ver la diaria del 16/02/2016) se pasó a otro totalmente distinto y mucho más favorable. Por lo pronto, Uruguay tendrá libre la tercera etapa, justo en el medio del desarrollo del grupo, y a todos los partidos llegará en condiciones de descanso similares a las de su rival.

Ese programa de partidos ha quedado de la siguiente manera: el miércoles 2 de marzo, las celestes debutarán ante Brasil a segunda hora y en el preliminar jugarán Colombia-Bolivia. El viernes 4, se enfrentarán Uruguay-Bolivia y Brasil-Ecuador; el domingo 6 se medirán Colombia-Ecuador y Brasil-Bolivia; el martes 8 jugarán Bolivia-Ecuador y Uruguay-Colombia, para finalizar la serie el jueves 10 con los encuentros Uruguay-Ecuador y Brasil-Colombia. Un fixture y otro son el día y la noche, más allá de que se mantenga, obviamente, la máxima dificultad de un grupo en el que están Brasil y Colombia, primero y segundo en el ranking del fútbol femenino sudamericano.

El grupo A, en el que participarán Argentina, Chile, Paraguay, Venezuela y Perú, será mucho más parejo y estarán más abiertas las chances de ocupar las dos primeras plazas. Se clasificarán para la ronda final cuatro selecciones, las dos mejores de cada grupo, y las tres primeras del torneo ganarán el derecho de participar en el Mundial de Jordania.

Los últimos aprontes y las elegidas

Los dos últimos partidos de entrenamiento realizados por la selección que dirige Ariel Longo, con la asistencia de la entrenadora Graciela Rebollo, fueron ante una representación juvenil de Peñarol y ante el campeón sub 16 de la Organización de Fútbol del Interior, Palmirense, sin sus cuatro mejores jugadoras, que justamente están en el seleccionado. En los dos casos se siguió la tónica de partidos de entrenamiento: siempre se jugó con equipos muy débiles en comparación con la fuerza de una selección.

Por lo tanto, al enfrentarse a equipos que posibilitaban casi un constante ataque de las seleccionadas, el esquema defensivo celeste ha tenido muy pocas oportunidades de ser probado a fondo. Salvo un 3-3 ante el club Gardel de San Carlos, el resto de los partidos de preparación fueron victorias por amplias goleadas.

El último, el sábado al mediodía en el estadio Alberto Suppici, en Colonia del Sacramento, dio pistas ciertas de la formación elegida para el debut. El once que podría ser el del partido inicial ante Brasil, sería el visto en la primera parte del juego con Palmirense: la arquera Josefina Villanueva; las defensas Ana Laura Camargo, Daniela Olivera, Daiana Farías (capitana y única jugadora con experiencia en un torneo sudamericano) y Martina Duque; las volantes de contención Deyna Morales y Paola Fitipaldi; las enlaces abiertas Melisa Molina por la derecha y Belén Yuvet por la izquierda; y las delanteras Cecilia Gómez y Flavia Castel.

La delegación partirá hacia Venezuela el sábado a las 6.30 desde el aeropuerto de Carrasco.


Etiquetas