Ir al contenido

Nacional | Lunes 15 • Febrero • 2016

Laguna del Cisne, en Salinas, Canelones. Foto: Santiago Mazzarovich

Comisiones y subcomisiones

Los vecinos de Salinas se reúnen periódicamente, trabajan con autoridades, conforman comisiones.Las fumigaciones con el herbicida glifosato en cientos de hectáreas, la proliferación de cianobacterias y la calidad del agua que luego va a la planta potabilizadora de OSE son algunos de los elementos que les preocupan. Por eso crearon el Proyecto de Reglamentación por la Categorización Cautelar Laguna del Cisne, que incluye varias medidas a cumplir respecto de los usos que se le puede dar al suelo (y sus consecuencias en caso de que no se cumpla la normativa). “Desde distintos lados hay gente que quiere aportar otras cosas”, señaló a la diaria el director de Gestión Ambiental de la Intendencia de Canelones (IC), Leonardo Herou, quien participó en la última reunión, el miércoles 10. Por su parte, uno de los representantes de los vecinos en las comisiones, Juan Chiarino, dijo a la diaria que percibe algunas mejoras en la situación, entre las que destaca la contratación de un guardaparques para monitorear la zona. En 2011, luego de dos años de trabajo, la IC publicó junto a la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República un primer informe sobre la situación de los recursos hídricos del departamento; en el caso de Laguna del Cisne ya se planteaba con claridad la necesidad de definir como prioridad de la gestión ambiental canaria el ordenamiento de las actividades en su cuenca hidrográfica.

Etiquetas