Ir al contenido

Deporte | Jueves 11 • Febrero • 2016

Miguel Barriola, de Welcome, y Demian Álvarez, de Aguada, ayer en el Palacio Peñarol. Foto: Federico Gutiérrez

Con todo

Arrancaron los octavos de final de la LUB; esta noche Defensor Sporting y Hebraica juegan la final del Súper 4 en Maldonado.

Aguada derrotó anoche a Welcome 89-86 en el Palacio Peñarol e igualó 1-1 la serie que ambos están disputando por los octavos de final de la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB). Además, Ayer Urunday Universitario igualó su llave al derrotar con contundencia, de visitante en la Unión, 82-67 a Larre Borges, al tiempo que Biguá en su cancha superó a Olimpia 102-89. Con este triunfo los azules de Villa Biarritz se pusieron 2-0 en la serie y quedaron a un triunfo de la clasificación a cuartos de final.

Final en Maldonado

Defensor Sporting y Hebraica y Macabi jugarán hoy a las 21.00 en el Campus de Maldonado la final del Súper 4, que premiará al ganador con un cupo para la próxima edición de la Liga Sudamericana de Básquetbol. Antes, a las 18.45, Trouville y Goes, los dos perdedores de la primera jornada, jugarán por el tercer puesto.

Es interesante el choque final que sostendrán fusionados y macabeos. Por un lado, el Defensor Sporting de Gerardo Jauri y su continuo ascenso a partir de la mitad de la temporada; si bien en el comienzo de la LUB tuvo momentos irregulares, con su triunfo sobre Goes acumuló su cuarta victoria en cadena, además de que fue la 12ª victoria de los últimos 15 partidos. No hay misterios: Sporting tiene un muy buen equipo, con muchas opciones de gol en ofensiva, ya sea con los jugadores nacionales o las muy buenas fichas extranjeras que posee. Al mismo tiempo, la defensa característica de Jauri ha sido un duro escollo para sus oponentes. Habrá que ver cómo se recompone tras la lesión confirmada de Federico Álvarez, capitán del equipo y un suplente de lujo. Álvarez tiene una lesión en una muñeca y decidió jugar infiltrado el último partido; según informó el conjunto del Parque Rodó, el jugador debería ser operado (situación que lo alejaría de las canchas por meses), pero decidió arriesgarse a jugar hasta el final de la temporada.

Hebraica y Macabi parece ser el mismo, pese al cambio de entrenador. Ya sin el brasileño Hatila Passos, definitivamente tras la confirmación de que Rashaun Freeman será una de las fichas extranjeras junto al panameño Michael Hicks, el equipo que ahora dirige Leonardo Zylberstein tendrá que rediseñar su juego interior. En los dos partidos que ha dirigido a su equipo no le ha ido mal: es mucho mejor reordenar las cosas mientras se gana. Macabi sorprendió desde el inicio a Trouville, jugando rápido la bola, alternando las posibilidades en ataque (a tal punto que seis de sus hombres terminaron con más de diez puntos cada uno) y -esto sí es nuevo- enfocándose mucho en la defensa.

Etiquetas