Ir al contenido

Internacional | Miércoles 10 • Febrero • 2016

De mala manera

Uno de los fondos buitres con los que negocia Argentina denunció que el gobierno de ese país sobornó a uno de los acreedores para que aceptara su propuesta.

Una de las prioridades del gobierno de Mauricio Macri es saldar la deuda que Argentina tiene con los fondos buitres. Se trata de varios fondos especulativos que compraron parte de la deuda argentina en 2001 y no aceptaron la reestructura de pagos propuesta por el gobierno en 2005 y 2010.

El viernes, Argentina presentó una propuesta para pagar la deuda -con una quita de 25%- que fue aceptada solamente por dos fondos pequeños: Dart Management y Montreux Partners; los demás no se pronunciaron.

Aurelius Capital Management, uno de los principales acreedores, envió un comunicado al diario argentino La Nación y a la agencia de noticias Efe en el que denuncia que Argentina sobornó a Dart Management para que aceptara la propuesta. “Argentina compró el apoyo de Dart a cambio de pagar su deuda por completo. Aurelius estaría encantada de aceptar ese tipo de generosidad, a pesar de haber mostrado siempre voluntad de aceptar algún recorte”, indica el comunicado, firmado por el presidente del fondo, Mark Brodsky.

Efe y La Nación informaron que ni el gobierno argentino ni el estudio que representa a Dart -Debevoise & Plimpton- respondió a sus consultas. Pero alguien del Ministerio de Hacienda -pidió que su nombre se mantuviera en reserva- aseguró a Financial Times que se hizo la misma oferta a todos los acreedores, sin ninguna preferencia para Dart.

Etiquetas