Ir al contenido

Humor | Viernes 12 • Febrero • 2016

Detección de ondas gravitacionales podría revolucionar la forma en que la gente es incapaz de entender la física

Ciudadanos de todo el mundo coinciden en que “la cosa que descubrieron con el aparato ése que no sé cómo se llama” cambiará la historia de la ignorancia.

Los responsables de Ligo, un proyecto científico multinacional del campo de la astrofísica, informaron ayer que el 14 de setiembre se detectaron por primera vez en la historia las ondas gravitacionales que habían sido descritas por Albert Einstein en su Teoría de la Relatividad. “Es un hecho muy destacable, porque en semana de Carnaval no hay noticias con las que podamos rellenar el espacio que nos queda libre después de cubrir los dos o tres temas que nos interesan”, aseguró el responsable de un portal de noticias uruguayo.

Científicos de todo el mundo consideran que la detección de las ondas marcará un antes y un después en la forma en que los seres humanos vemos el universo. Un investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts explicó que debido a la “gran complejidad” de este fenómeno, su registro “revolucionará la forma en que la gente es incapaz de entender la física. Hasta ahora esta disciplina ocupaba solamente 0,00000000005% de la atención de los seres humanos, pero con la cantidad de descubrimientos que veremos a partir de ahora, las noticias sobre este tema se multiplicarán por cien, por lo que la exposición de la gente a información que jamás en su vida será capaz de comprender también se multiplicará”. Los comentarios de ciudadanos de todas partes del mundo publicados ayer en redes sociales parecerían confirmar este fenómeno. “La cosa que descubrieron con el aparato ése que no sé cómo se llama tiene una trascendencia tan grande que me siento infinitamente más ignorante”, publicó en su cuenta de Facebook Irma López Lima, una funcionaria pública boliviana. Milo Kravotic, un agente de seguros croata, aseguró por su parte que “los seres humanos desconocemos una enorme cantidad de cosas sobre el universo, pero hasta ahora nadie nos restregaba en la cara este hecho. A partir de hoy vamos a empezar a vivir en carne propia con mucha más frecuencia la desagradable sensación de frustración que sobreviene cuando uno intenta entender algo y no puede”.