Ir al contenido

Internacional | Miércoles 24 • Febrero • 2016

Diálogos intervenidos

WikiLeaks amplió el lunes la lista de líderes mundiales espiados por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA). Dio a conocer que realizó escuchas secretas al ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y también al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon.

Según los documentos, la NSA usó micrófonos ocultos para escuchar las reuniones que mantuvieron Ban y Merkel para buscar soluciones al problema del cambio climático. “Acabamos de demostrar que las reuniones privadas en las que Ban Ki-moon intentaba salvar al planeta del cambio climático fueron escuchadas por un país que intenta proteger a sus grandes empresas petroleras”, dijo el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en un comunicado. En respuesta, el portavoz del secretario de la ONU, Stéphane Dujarri, hizo un llamado a “todos los Estados miembros” a “respetar la santidad e inviolabilidad de las comunicaciones diplomáticas entre líderes y aquellas comunicaciones diplomáticas que emanan de la ONU”.

El gobierno de Italia convocó al embajador estadounidense, John Phillips, para que dé explicaciones. Según lo divulgado por WikiLeaks, la agencia estadounidense espió, entre otros diálogos de Berlusconi, las reuniones que mantuvo con Netanyahu en las que el líder israelí le pidió ayuda a su homólogo italiano para que mediara en su relación con Washington.

Etiquetas