Ir al contenido

Nacional | Viernes 19 • Febrero • 2016

Mónica Xavier, ayer, en la Casa del Pueblo. Federico Gutiérrez

En franca oposición

La Corriente Socialista Renovadora, que apoya a Xavier para la secretaría general, lanzó su lista llamando a evitar el “populismo”

La lista 3, encabezada por el dirigente socialista renovador Manuel Laguarda, se presentó en la noche de ayer oficialmente en Casa del Pueblo. En su discurso, Laguarda dijo que la Corriente Socialista Renovadora (CSR) respalda al gobierno y al mismo tiempo es partidaria de marcar “los acentos propios o las diferencias, si las hubiera, en los tiempos, momentos y formas que no debiliten al gobierno y dentro de un discurso que siempre lo sostenga y continente”.

Las referencias a la lista 4, que promueve la candidatura de Daniel Olesker a la secretaría general del partido, fueron una constante tanto en los discursos como en la plataforma de la CSR. En particular, Laguarda se refirió a la propuesta de la lista 4 de aumentar la carga impositiva. Dijo que el gobierno tiene la potestad de hacerlo, pero alertó de “situaciones de descontrol en el gasto público, que como en el reciente ejemplo de ANCAP, terminan pagando el pueblo y los trabajadores”. “O caer en el populismo económico, que ha fracasado en Argentina y Venezuela, fracaso que no queremos repetir en Uruguay”, agregó.

Respecto de la relación con el gobierno, Juan Pablo Pío, dirigente de la CSR, planteó que ante la duda se extienda una propuesta al presidente y no “una piedra presetentista, fuera de contexto, propia del populismo económico de sistemas que fracasan”. También llamó a no “seguir dando las discusiones a través de los medios de prensa de derecha”, y dijo que su corriente quiere una secretaría general “de sangre verde”, en referencia a que la cualidad de socialista de Olesker es reciente, ya que se afilió al partido en 2008.

En su plataforma electoral, la CSR sostiene que el PS ha ido “perdiendo peso en el movimiento popular y en la significación electoral”, y denuncia que la corriente ortodoxa -que hoy acompaña la lista 4-, desde la Departamental de Montevideo, “asumió un intenso protagonismo mediático dislocado de las tradiciones socialistas”. “Por otra parte, no aplicaron en la Departamental de Montevideo las medidas de gestión que ahora proponen para la Dirección Nacional”, sostiene la CSR. Y concluye: “El resultado del choque entre la estridencia mediática del grupo predominante en la Departamental de Montevideo y el esfuerzo de cohesión prevaleciente en la Dirección fueron consensos con frecuencia anodinos que desdibujaron el perfil nacional del PS, proyectando una imagen fracturada que impactó negativamente en toda la gestión partidaria, imposibilitando comunicar coherencia”.

La CSR propone, por tanto, “una opción de cambio fraternal, unitario, constructivo de la política del partido”, que surja de escuchar “la voz de las bases”. Propone también impulsar desde el PS la renovación ideológica del Frente Amplio bajo el paradigma de un “Nuevo Desarrollo” que deje atrás “definitivamente las deformaciones autoritarias y burocráticas que caracterizaron propuestas inspiradas en el comunismo o el populismo”. “Hay una izquierda corporativa que busca capturar renta pública para determinados grupos en desmedro del conjunto de la clase trabajadora. Hay una izquierda que afirma al mercado con correctivos sociales y visualiza el desarrollo de afuera hacia adentro. Y hay una izquierda socialista que construye el paradigma del Nuevo Desarrollo seleccionando los conglomerados productivos estratégicos para las próximas décadas mediante diferentes estímulos ante el dejar hacer del libre mercado”, sintetiza la CSR. Sostiene que a nivel interno es necesario fortalecer el trabajo de las secretarías del Interior y de Asuntos Municipales y realizar reuniones de los organismos de dirección en el interior.

Explican su apoyo a Mónica Xavier para la secretaría general del partido por su “trayectoria socialista, desde la juventud al Senado, o su militancia clandestina”, que “no necesitan presentación”. “Es Mónica capaz de jugarse por ideas, convicciones y valores como la despenalización del aborto. Es Mónica que ha dirigido al Frente Amplio con eficacia y eficiencia de gestión pero haciendo política, creando equipos amplios y con juventud, integrando generaciones y territorios, trabajando por consensos”, sostiene la CSR.


Etiquetas