Ir al contenido

Nacional | Lunes 29 • Febrero • 2016

Roberto Conde. •Foto: Pablo Vignali (archivo, julio de 2015)

Ir a la cancha

Partido Comunista y PVP apoyan la candidatura a la presidencia del FA de Roberto Conde.

Con los pronunciamientos del Partido Comunista del Uruguay (PCU) y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), la candidatura a la presidencia del Frente Amplio (FA) del ex socialista Roberto Conde comenzó a tomar forma. El nombre del otrora vicecanciller ya había sido propuesto por el Movimiento Alternativa Socialista e impulsado por el ex presidente José Mujica, pero el fin de semana pasado recibió sus apoyos más sólidos. El diputado Óscar Andrade dijo el viernes al diario La República que para el PCU, Conde es un “candidatazo”. En diálogo con la diaria, el dirigente comunista Carlos Tutzó profundizó acerca de la posición de su partido, y dijo que lo que se busca es una candidatura de consenso o, en su defecto, una que genere la mayor cantidad de adhesiones posible. En ese marco, la postulación de Conde reúne algunas ventajas, como la de ser un dirigente “independiente”, que además tiene “una larga trayectoria en el FA”.

El sábado, el Comité del PVP definió impulsar a Conde a la presidencia del FA, “para seguir trabajando, junto con otros, en la perspectiva de la construcción de un espacio alternativo de izquierda que permita profundizar las transformaciones que nuestro país y la gente necesitan, venciendo a través de la movilización popular las resistencias de la derecha”. Conde se reunirá hoy con estos dos sectores y con el Frente Izquierda de Liberación, un sector aliado del PCU que también respalda su candidatura.

Resta saber qué posición tomará el Movimiento de Participación Popular (MPP). Si bien la candidatura de Conde fue respaldada por Mujica, el nombre del ex vicecanciller no logró generar consensos en el sector más grande del FA, en el que también el nombre del presidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Sánchez, cuenta con varios simpatizantes. Esta disyuntiva todavía no fue resuelta en el MPP, aunque la primera pulseada entre ambos nombres la ganó Sánchez: el documento que el sector aprobó luego de la sesión de su dirección nacional del 12 de febrero destaca que el futuro presidente del FA debe ser parte del “recambio generacional”, y Sánchez es 28 años más joven que Conde.

Sin embargo, el MPP quiere evitar la posibilidad de impulsar un candidato que no cuente con otros apoyos internos (como ocurrió en 2012 con Ernesto Agazzi), por lo que busca una postulación que consiga la mayor cantidad de adhesiones posible. Actualmente el sector sigue con atención los respaldos externos que reciben tanto Conde como Sánchez; mientras que el primero suma los sectores ya mencionados, el segundo tiene el apoyo de Compromiso Frenteamplista e Ir.

Pero son varios los dirigentes del MPP y de otros sectores que visualizan muy probable que en el plenario del FA de este sábado (que deberá aprobar las candidaturas a la presidencia) se pida un cuarto intermedio y se decida aplazar algunas semanas la habilitación de los postulantes. Para la definición podría ser clave el resultado de la elección interna del Partido Socialista, que se llevará a cabo una semana después del plenario, el 13 de marzo. La actual mayoría socialista, que respalda la postulación a la secretaría general de Mónica Xavier, apoya la candidatura a la presidencia del FA del actual secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda, pero la minoría del partido no está conforme con esta postura, por lo que su victoria en estas internas podría cambiar la correlación de fuerzas dentro del FA.

Tanto Conde como Sánchez visitarán el jueves el plenario de Casa Grande, uno de los sectores que aún no han resuelto qué nombre respaldarán. El sector también recibirá al coordinador general de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Pablo Álvarez, propuesto por su sector político, Frente en Movimiento.

Pocas certezas

En el Frente Liber Seregni (FLS) hay sólo un candidato arriba de la mesa: Miranda. Pero su nombre no parece generar demasiado entusiasmo en el bloque, ya que por ahora sólo ha sido respaldado por Alianza Progresista. Incluso el sector más grande del FLS, Asamblea Uruguay (AU), reunió a su Mesa Nacional el sábado pero no resolvió ningún apoyo, aunque sus dirigentes dan como un hecho que tarde o temprano se inclinarán por Miranda. De hecho, el único contendiente que se manejaba como alternativa en el sector era el diputado Carlos Varela, pero ayer se resolvió impulsarlo como candidato a la Mesa Departamental de Montevideo, para lo que cuenta con el respaldo de todo el FLS.

La falta de coordinación del bloque fue señalada por el líder de AU, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, durante la Mesa del sector, y por varios dirigentes. Uno de ellos fue el diputado José Luis Gallo: “Si un sector propone un candidato para la presidencia del FA sin consultarlo con los demás, evidentemente hay una descoordinación”, razonó.

Astori también se mostró preocupado sobre el proceso que vive el FA a tres meses de que se realicen las elecciones internas, ya que en varios departamentos existe una gran indefinición en relación con los candidatos a las respectivas mesas. “Hay una preocupación sobre la concurrencia a unas elecciones a padrón abierto y con adhesión simultánea. En las elecciones internas de 2006 votaron casi 220.000 personas, en 2012 lo hicieron 170.000 y ahora parece muy poco probable que se llegue a estas cifras”, dijo un dirigente del sector.


Etiquetas