Ir al contenido

Deporte | Jueves 11 • Febrero • 2016

Momento de quemazón

Huracán, rival aurinegro en la Libertadores, y sus vicisitudes en Venezuela.

El martes de noche tras la hazaña de River Plate ante Universidad de Chile jugaron también, por la primera fase de la Copa Libertadores, Caracas de Venezuela y Huracán de Argentina. Uno de los dos sería rival de Peñarol en el grupo 4 del máximo torneo continental. Finalmente, el globito de Parque Patricios se quedó con ese cupo tras lograr el pasaje de manera épica, con un gol en la hora de Diego Mendoza que les dio el descuento a los argentinos, a los 91 minutos de juego. En la ida Huracán había ganado 1-0 y el gol de visitante del martes le permitió clasificarse a pesar de perder 2-1. El grupo 4 de la Libertadores, entonces, quedó conformado por Peñarol, Atlético Nacional de Colombia, Sporting Cristal de Perú y Huracán. El debut de los carboneros será el jueves ante Sporting Cristal en Lima, a las 21.45 (hora uruguaya).

Mala liga

La alegría que el plantel de Huracán estaba viviendo en Venezuela luego de la clasificación se vio brutalmente alterada por un accidente sufrido por la delegación cuando se dirigía desde el hotel hacia el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Venezuela para emprender el retorno a Buenos Aires. El ómnibus volcó; “todos quienes viajaban hacia el aeropuerto están fuera de peligro, pero están hospitalizados Patricio Toranzo, Diego Mendoza y el preparador físico Pablo Santella”, comunicó Huracán a nivel oficial. En la tarde de ayer se pudieron ver y escuchar en redes sociales, televisión y radio infinidad de teorías e informaciones acerca del estado sanitario del Pato Toranzo, ese exquisito futbolista que tienen los quemeros en la mitad de la cancha. Entre otras cosas -típico del rating que gobierna nuestros tiempos- se dijo ligeramente que a Toranzo “le amputaron parcialmente cuatro dedos del pie izquierdo”, cuando en realidad, según confirmó posteriormente el médico del globo, Fernando Locasso, el jugador sufrió lesiones en cuatro dedos del pie, lo cual ameritó incluso una intervención quirúrgica, pero en ningún caso sufrió una amputación, y luego de recuperarse podrá volver a jugar sin problemas.

Antes, El Tanque

Para Peñarol, la escala previa al arranque de la Libertadores en la capital peruana ante los celestes cerveceros será River, que el sábado a las 20.00 enfrentará a El Tanque Sisley en el estadio Atilio Paiva Olivera por la segunda fecha del Torneo Clausura.

Peñarol arrancó bien el segundo torneo de la temporada 2015-2016 del Campeonato Uruguayo con la agónica victoria 2-1 ante Cerro y se prepara para este encuentro ante los fusionados con algunas novedades. Es segura la vuelta de Luis Aguiar a la titularidad tras haber cumplido la sanción de un partido. Además, habrá que ver si el lateral zurdo Maximiliano Olivera debuta con la casaca aurinegra; en ese caso, lo haría en reemplazo de Gianni Rodríguez.

Miguel Ángel Murillo, el delantero colombiano, ya está habilitado para jugar, por lo que será parte del grupo de concentrados, y Damián Frascarelli, que quedó fuera del plantel el fin de semana por lesión, está recuperado y volverá a ser el golero suplente. Los que conformen el equipo titular no están confirmados, aunque la base será la misma que comenzó jugando contra Cerro: Gastón Guruceaga; Matías Aguirregaray, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez y Gianni Rodríguez u Olivera; Tomás Costa, Nahitan Nandez y Luis Aguiar; Diego Forlán, Diego Ifrán y Cristian Palacios o Maxi Rodríguez.

Las entradas para este encuentro se pueden adquirir hasta mañana en los locales Red Pagos de todo el país. Las tribunas Sur y Norte cuestan $ 220; las plateas Avenida Italia y Oeste $ 300; las tribunas Avenida Italia y Oeste $ 350; y el Palco $ 500.

Etiquetas