Ir al contenido

Cultura | Miércoles 24 • Febrero • 2016

Patrimonio recuperado

El Estado argentino compró un valioso catálogo discográfico y lo transfirió a sus creadores.

El estatal Instituto Nacional de la Música (Inamu) de Argentina adquirió el catálogo de la desaparecida empresa discográfica Sicamericana, muy poderosa desde los años 50 hasta los 80 del siglo XX, mediante los sellos Music-Hall, Sazam y TK, y transfirió ayer formalmente la propiedad y los derechos de las grabaciones (salvo el de productor fonográfico) a los músicos que las realizaron, reactivando así la posibilidad de que los artistas o sus herederos reediten obras cuya circulación había quedado trabada (aunque hubo algunas ediciones no autorizadas por la Justicia) desde que la firma se fundió en 1993, incapaz de adaptarse al advenimiento de los discos compactos, y dejó un tendal de acreedores.

Son unos 1.500 fonogramas los que se rescataron y fueron restituidos a sus creadores. Hay trabajos de Arco Iris (el primer grupo de Gustavo Santaolalla), Miguel Cantilo, Waldo de los Ríos, Eduardo Falú, Leopoldo Federico, León Gieco, La Pesada del Rock and Roll, Los Cantores de Quilla Huasi, Los Carabajal, Miguel Mateos, Pappo’s Blues, Pedro y Pablo, Astor Piazzolla, nuestro compatriota Ruben Rada, Serú Girán, Aníbal Troilo (incluyendo grabaciones con Roberto Grela) y Zamba Quipildor. La Justicia, teniendo en cuenta el destino que el Inamu le daría al material, aceptó que la compra se realizara por 2.750.000 pesos argentinos, o sea, solamente unos 180.000 dólares. En caso de que se realicen reediciones comerciales, el producido del derecho de productor fonográfico que retiene el organismo se destinará a un programa ya existente que financia primeras grabaciones de artistas nuevos.

El Inamu comenzó a funcionar en 2014, depende de la Secretaría de Cultura de la Presidencia y, si bien el Poder Ejecutivo designa directamente y puede destituir a su directorio, cuyo mandato dura cuatro años, tiene una Asamblea Federal integrada por representantes de las autoridades en el área cultural de cada gobierno provincial, y un Comité Representativo en el que participan personalidades de diversos sectores relacionados con la actividad músical.

La cesión de derechos se realizó en una conferencia de prensa con participación del presidente y la vicepresidenta del Inamu, Diego Boris y Celsa Mel Gowland, junto a Cantilo, Charly García, Gieco, David Lebón, Mateos, Pipi Piazzolla (nieto de Astor) y Raúl Porchetto, entre otros artistas beneficiados por esta intervención estatal. Cantilo destacó que el Inamu tuvo dinero para comprar el catálogo de Sicamericana porque es financiado mediante disposiciones de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Etiquetas