Ir al contenido

Nacional | Martes 23 • Febrero • 2016

Foto: Javier Calvelo (archivo, enero de 2015)

Que la fuerza te acompañe

Gobierno reglamentó el Programa de Alta Dedicación Operativa para policías en zona metropolitana.

El gobierno aprobó el jueves un decreto mediante el que reglamenta el funcionamiento del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), del Ministerio del Interior (MI), oficializado tras la votación de la Ley de Presupuesto. Con esta norma se dispuso que en la cartera habrá funcionarios que tendrán dedicación exclusiva y “estarán a disposición de las órdenes del jerarca para cumplir funciones exclusivamente operativas, en cualquier horario de la jornada y con la flexibilidad horaria que requiera la autoridad”. El programa contará con un presupuesto anual de poco menos de 4,5 millones de dólares.

El 27 de octubre de 2015, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y su equipo explicaron la idea que había detrás de este artículo a la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Senadores. Allí el jerarca dijo que el PADO será integrado en principio por 1.000 policías, pero se trata de una línea de acción “que se debe profundizar a lo largo del quinquenio y que su alcance”, previsto para Montevideo, Canelones y San José, “se debe extender a otros departamentos”. En esa misma sesión, el director general de secretaría de la cartera, Charles Carrera, dijo que la medida se debe a la “preocupación” del ministerio por la concentración del delito en la zona metropolitana y a los requerimientos de prevención, disuasión y represión del delito. Luego, ratificó que la idea de la cartera es profundizar este esquema de trabajo en las próximas rendiciones de cuentas. “Nos proponemos tener una policía más profesional, especializada y con alta dedicación operativa”, culminó.

Los 1.000 funcionarios policiales que participarán en este programa de alta dedicación ingresarán de forma voluntaria. En total habrá 500 de la Jefatura de Policía de Montevideo, 250 de la Jefatura de Policía de Canelones, 50 de la Jefatura de Policía de San José y 200 de la Guardia Republicana, aunque el MI podrá redistribuir estas proporciones “en función de las necesidades de seguridad existentes”. La compensación que los policías recibirán por participar en este programa será de 9.850 pesos.

El reglamento aprobado dice que los participantes recibirán una capacitación específica para el programa, que incluirá la “gestión óptima de los recursos materiales y tecnológicos” y “una clara instrucción sobre cuáles serán las tareas a desempeñar dentro del esquema de modelos de patrullaje preventivo que está desarrollando el Ministerio del Interior”.

El reglamento establece también la creación de un Tribunal de Evaluación del PADO en cada una de las unidades ejecutoras que participen. En cada caso, estará compuesto por el jefe o director nacional de dicha unidad, más dos oficiales de grado no menor a siete, y otro oficial de grado no menor a cinco. El tribunal tendrá varias funciones, como analizar la documentación presentada por los interesados en ingresar al programa, aprobar el ingreso de los postulantes, evaluar al personal y determinar las desvinculaciones.

Etiquetas