Ir al contenido

Nacional | Viernes 26 • Febrero • 2016

Rompiendo esquemas

Tras reunión con Vázquez, vicepresidenta de Argentina dejó en claro que la prioridad de su país es fortalecer el Mercosur.

Mientras los partidos de oposición y una parte del Frente Amplio en Uruguay reclaman flexibilidad en las condiciones del Mercosur para suscribir acuerdos bilaterales por fuera del bloque, la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, dejó en claro ayer que su país hará énfasis en otras cuestiones respecto de su estrategia de inserción internacional. Tras reunirse con el presidente Tabaré Vázquez, y consultada por la prensa sobre si había conversado con las autoridades uruguayas acerca de la posibilidad de sumarse al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, por su sigla en inglés), Michetti respondió que el tema no estuvo arriba de la mesa. “Argentina siempre va a estudiar cada una de estas iniciativas. De cualquier manera, la visión del presidente [Mauricio] Macri es fundamentalmente priorizar la relación con nuestros países del Mercosur y los países vecinos, también con Chile y con Bolivia, porque estamos convencidos de que si nos fortalecemos en nuestra integración, en cosas concretas -por ejemplo en la regasificadora-, y fortalecemos nuestra región, todo lo que negociemos después va a ser beneficioso para nuestros pueblos; no me cabe duda de eso. Sobre esto sí hablamos con el presidente Tabaré”, manifestó Michetti. Destacó que los países de la región tienen “juntos una potencia” en el área de energía, de producción de alimentos, en el agua. “Si potenciamos nuestra relación, la hacemos concreta, les ponemos nombre y apellido a las obras, van a salir mejores cosas para nuestros pueblos”, sostuvo.

A su turno, y consultado sobre el pedido de “flexibilidad” de Uruguay al bloque, el embajador argentino en nuestro país, Guillermo Montenegro, reiteró la “necesidad de ir en bloque, por la fortaleza que eso genera”. “Ahora, también es importante ir viendo cuáles son los acuerdos específicos y si en algún punto conviene flexibilizar, y ponerlos sobre la mesa”. “Si todos están de acuerdo” en el bloque, consideró como ejemplo que podrían suscribirse acuerdos migratorios, acuerdos comerciales puntuales o de dragado u obras de infraestructura.

Sobre las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) para suscribir un acuerdo de libre comercio, Michetti sostuvo que Argentina “se ha dispuesto a seguir adelante” en este tema, que “ahora está más del lado europeo que de nuestro lado, porque el Mercosur ya tiene oferta casi terminada”.

Respecto del proyecto de la regasificadora, Michetti dijo que a Argentina “realmente le interesa” poder comprar gas. Montenegro explicó que tras la reunión de enero en Anchorena entre los presidentes de ambos países, se empezó a trabajar a nivel técnico “en la inversión del gasoducto que está por debajo del Río de la Plata”. “La decisión política ya está tomada, ahora se está trabajando en los aspectos técnicos y comerciales”, señaló.

Finalmente, sobre la posibilidad de un monitoreo ambiental conjunto del río Uruguay, Michetti destacó que, de concretarse, “nos permitiría presentarnos al mundo como un modelo binacional diferente en términos del cuidado del ambiente”, y abogó por que “Uruguay y Argentina aprovechen esta oportunidad para mostrarse al mundo en una iniciativa novedosa”. La vicepresidenta argentina sostuvo que los informes que se generen deberán ser públicos. “Si no, le generamos a la población más temores que soluciones. No tiene sentido que hagamos estas cosas para que nos las guardemos nosotros. Si tenemos problemas y los datos no son buenos, habrá que trabajar para que se corrijan y para que tengamos mejores herramientas, pero que ocultemos las verdades a la gente es algo que ni el presidente Macri ni el presidente Tabaré van a querer hacer”, concluyó.

Etiquetas