Ir al contenido

Internacional | Jueves 18 • Febrero • 2016

Salida forzada

Renunció el director de la Policía de Colombia, acusado de crear una red de prostitución que operó en el Parlamento.

Rodolfo Palomino, hasta ayer director de la Policía colombiana, renunció a su cargo un día después de que la Procuraduría anunciara la apertura de una investigación en su contra por crear una red de prostitución masculina que operó en el Parlamento desde 2004 a 2008. Además, es investigado por sospechas de que pudo haberse enriquecido en forma ilícita y de que espió a periodistas.

“He tomado la decisión, en el seno de mi hogar, junto al cuerpo de generales y de cara al país, de pedirle al señor presidente [de Colombia, Juan Manuel Santos] que me aparte del cargo como director general de la Policía Nacional”, anunció ayer Palomino en una declaración ante la prensa. “Estoy presentando mi solicitud de retiro, sabiendo de mi absoluta inocencia frente a los cargos que se me imputan”, agregó.

Presentó su renuncia un día después de que la Procuraduría de Colombia anunciara que se le abriría una investigación formal, después de dos meses de indagaciones preliminares. Se lo investiga por la “creación y puesta en marcha” de la red de prostitución masculina denominada “La comunidad del anillo”, que brindaba servicios a parlamentarios. Además, se investiga si hizo seguimientos e interceptaciones ilegales de llamadas telefónicas a periodistas y si existió un incremento patrimonial ilegal, según informó la Procuraduría.

Si bien dentro de la Policía ya se registraron varias denuncias contra esta red de prostitución, hasta el momento no había pruebas concretas. Según explicó el martes el procurador general, Alejandro Ordóñez, la investigación se abrió porque ahora sí existen “diferentes pruebas, producto de visitas y testimonios”, que involucran a Palomino, así como a “ciertos miembros del Parlamento de la República en complicidad con algunos oficiales de la Policía Nacional”. Agregó que “estas conductas podrían encadenar diversos delitos como proxenetismo, inducción a la prostitución, y trata de personas”. Aseguró que en los hechos estuvo implicado al menos “un senador de la República que actualmente se desempeña en un alto cargo del gobierno”.

Tras estas declaraciones, y al publicarse un video que lo comprometía, el viceministro del Interior para las Relaciones Políticas, Carlos Ferro, presentó su renuncia. El video, que muestra a Ferro y a un capitán de la Policía acordando un lugar para mantener relaciones sexuales, fue filmado en noviembre de 2008.

La renuncia de Palomino fue percibida como un “acto de lealtad” por el presidente Santos, que desde la sede presidencial le agradeció por los servicios que brindó en la Policía durante los últimos 38 años. Dijo que Palomino deja su cargo para que la investigación “siga su rumbo” y “pueda demostrar su inocencia sin afectar a la institución”. Finalmente, anunció que será el general Jorge Hernando Nieto -actual subdirector de la institución- quien asumirá el cargo de director. Éste, aseguró el mandatario, se enfrentará a “una misión que es hoy más exigente que nunca”, que tiene que ver con “recuperar la unidad, el buen nombre, la respetabilidad y la confianza de la Policía ante los ojos de la ciudadanía”.

El ministro del Interior, Luis Carlos Villegas, dijo que aceptó la renuncia de Palomino con “gran tristeza personal e institucional”, y que al irse este funcionario entrega “la Policía más poderosa y eficiente de la historia de Colombia”.

Etiquetas