Ir al contenido

Deporte | Lunes 15 • Febrero • 2016

Una pena

Liverpool perdió anoche 1-0 con San Pablo de Brasil, en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, la final de la Copa Libertadores sub 20 que se jugó en Paraguay. El equipo negriazul, que hizo una muy buena gestión en el torneo, ayer volvió a tener una actuación destacable al jugar de igual a igual con el poderoso equipo paulista, y perfectamente podría haber vuelto al país con el título. Rodrigo Rodríguez, Lautaro de Amores, Facundo Mallo, Emanuel Machado, Pablo González, John Pintos, Santiago Laport, Sebastián Peluffo, Nicolás de la Cruz, Cristian Sención y Juan Ramírez conformaron la oncena inicial de Liverpool en la final de anoche, histórica para la institución de Belvedere.

Cuando parecía que el encuentro iba a finalizar empatado sin goles y que la definición se estiraría, una buena jugada de ataque de los tricolores paulistas finalizó con el único gol del partido, anotado por Lucas a los 84 minutos.

En el festejo del tanto, algunos jugadores brasileños dijeron alguna palabrita de más y eso generó un tumulto que terminó con dos expulsiones, la de un norteño y la del liverpoolense Lautaro de Amores; la trifulca desnaturalizó el final del duelo. Ya en tiempo de descuento, Nicolás de la Cruz, de muy buen partido, hizo una fea falta que provocó su expulsión y el pitazo final del árbitro generó, como era lógico por cómo se venían dando las cosas, una arremetida de los jugadores liverpoolenses contra sus rivales. Esto generó nuevas escaramuzas entre los uruguayos y la Policía paraguaya, pero, más allá de estas expresiones de calentura de los de Belvedere, lo importante es que llegaron a la final del torneo y mostraron figuras muy interesantes, que seguramente les darán alegrías en poco tiempo a los parciales del negro de la Cuchilla.

Etiquetas