Ir al contenido

Humor | Jueves 17 • Marzo • 2016

EL FARO del Final del Mundo

Diputados del Frente Amplio opinan que propuestas uruguayas “debilitan” el Mercosur; para Nin Novoa “directamente lo exterminan”

El vicepresidente considera que el nuevo mapa político regional es una buena oportunidad para “sacarse de encima” ese lastre de la integración regional.

Durante la última reunión de coordinadores nacionales ante el Grupo Mercado Común del Mercosur, la delegación uruguaya propuso flexibilizar la resolución 32/00 del bloque regional, que obliga a los estados parte a establecer negociaciones comerciales con otros países o bloques regionales solamente en forma conjunta con el resto de los miembros. “Hoy en día el Mercosur es letra muerta, porque sus principios fundamentales son violados permanentemente. Por eso queremos firmar un acuerdo de libre comercio con China sin preguntarle a nadie, porque ésa es la única manera de que el Mercosur recupere su espíritu original”, aseguró el canciller Rodolfo Nin Novoa.

Pero la postura uruguaya no cayó bien en el Frente Amplio. “Esta posición debilita fuertemente el Mercosur. Es un golpe demasiado duro. ¿Qué van a hacer Argentina y Brasil sin el liderazgo moral de Uruguay?”, se preguntó un diputado del Partido Comunista. Pero Nin Novoa hace una lectura diferente de la situación: “Estas medidas no debilitan al Mercosur. Directamente lo exterminan. Seamos honestos, si un país miembro de un bloque regional empieza a firmar acuerdos de libre comercio con otros países o bloques en forma unilateral, ese bloque no existe. Nuestro objetivo, contrariamente a lo que muchos piensan, no es acercarnos a Estados Unidos o el capital internacional. Nosotros lo que queremos es hundir el Mercosur. Y cuando digo ‘nosotros’ no me refiero a todo el Frente Amplio, por supuesto, pero sí a Tabaré Vázquez, Danilo Astori y yo, y con eso alcanza”.

Con respecto a la poca incidencia que podría tener Uruguay en el resto del bloque, Nin Novoa recordó que en la actualidad existen otras posibilidades de establecer alianzas “con actores que también quieren hundir el Mercosur. El deseo de sacarse de encima el lastre de la integración regional no sólo es nuestro”. A modo de ejemplo mencionó su afinidad con el presidente argentino, Mauricio Macri. “Los dos venimos de la clase alta, los dos intentamos disimular qué tan a la derecha estamos, y los dos salimos en las tapas de la revista Caras”.