Ir al contenido

Nacional | Martes 15 • Marzo • 2016

En otra línea

Vázquez no cambiará las pautas salariales; se comprometió a controlar inflación y a que no caiga el salario real.

En la reunión entre el presidente Tabaré Vázquez y el PIT-CNT se dio el escenario más esperable: el mandatario no aceptó cambiar los lineamientos salariales de la negociación colectiva para el sector privado. “La posición del presidente de la República es que las pautas se mantienen en los mismos términos en los que estaban planteadas”, dijo en conferencia de prensa el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri. “Lo dijimos el 1º de marzo y le dijimos a Vázquez hoy que, de mantenerse estas pautas sin modificaciones, seguramente íbamos a tener un año conflictivo”, resumió el presidente de la central sindical, Fernando Pereira.

La preocupación central del PIT-CNT es que los actuales lineamientos produzcan una baja del salario real de los trabajadores, en la medida en que estas pautas no indexan el crecimiento salarial con la inflación y que la inflación ha superado el rango meta del gobierno, ubicándose incluso por encima de 10% en los últimos 12 meses. A pesar de la negativa a redefinir las pautas, el gobierno se comprometió a “asumir todas las políticas para que no haya pérdida de salario real”, explicó Pereira, que dijo que el Ejecutivo “va a tomar todas las medidas que estén a su alcance para que la inflación se encuentre en el rango esperado”. El secretario general de la central, Marcelo Abdala, agregó que el movimiento sindical colaborará para lograr “de forma más contundente una política de control de precios”.

En tanto, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo que existe un compromiso del gobierno en mantener el salario real y que se evaluará su evolución durante el año. Según dijo Ferreri, “el mantenimiento de las pautas incluye el análisis de que va a haber una moderación de la inflación en el mediano y largo plazo”. Las cifras actuales, sostuvo, tienen que ver con factores coyunturales de estos últimos meses respecto de la inflación, como “la devaluación del peso uruguayo de 8% en los últimos dos meses, los ajustes de las tarifas públicas, la finalización de un acuerdo de precios el 31 de enero”. El jerarca dijo que el mantenimiento del salario real es un objetivo importante para el gobierno, pero que también lo es el mantenimiento del actual nivel de empleo, “y por eso el mantenimiento de las pautas salariales”.

Desde la central sindical saludaron que el Ejecutivo haya dispuesto que los aumentos salariales que se negocien a partir de este año se apliquen tal como se votaron en 2015 y no a partir del segundo ajuste anual (lo que suponía un aumento menor). “Desde nuestra perspectiva podría significar un avance”, dijo Abdala.

A pesar de la falta de acuerdo, tanto las autoridades sindicales como las del Poder Ejecutivo catalogaron la reunión de “positiva” y “auspiciosa”. Esto se debe a que la central sindical aprovechó la oportunidad para impulsar algunas de sus propuestas, y consideró que la reacción del gobierno a ellas fue positiva.

El primero de estos planteos fue la convocatoria a una suerte de Consejo Superior Tripartito especial para discutir políticas de trabajo y empleo específicas para el proceso de desaceleración económica que vive el país, que será convocado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Luego fue el turno de los proyectos de ley que impulsa la central: uno para crear un fondo de garantía frente a la insolvencia patronal, un proyecto para gravar las viviendas vacías (que fue redactado por el diputado oficialista Alfredo Asti y ya se encuentra en el Parlamento), otro para el empleo de personas con discapacidad y, finalmente, uno para reglamentar el Convenio Nº 158 de la Organización Internacional del Trabajo, que, según Pereira, garantiza que no puede existir un despido sin aducir fundamentos.

Para todas estas iniciativas el Poder Ejecutivo conformará una o más comisiones conjuntas con el movimiento sindical, destinadas a estudiar las propuestas de la central.

Nos reunimos de nuevo

Murro confirmó tras la reunión que se convocarán los consejos superiores tripartitos, tanto el público como el privado. Según dijo, en el sector público la reunión se realizará porque “así lo mandata la ley, al superarse una inflación de 10%. Se trata de una potestad que existe y que vamos a cumplir”. En el sector privado el ámbito se reunirá si existe una propuesta en ese sentido del PIT-CNT o de las cámaras empresariales. Si bien los lineamientos no serán modificados, según el jerarca se analizará “el proceso de negociación que se viene desarrollando actualmente”.

Etiquetas