Ir al contenido

Deporte | Miércoles 02 • Marzo • 2016

Matías Aguirregaray, de Peñarol, y Alejandro Romero Gamarra, de Huracán, ayer, en el estadio Centenario. Foto: Federico Gutiérrez

Globalizado

Peñarol jugó mal y cayó ante Huracán anoche en el Centenario.

Anoche, ante cerca de 40.000 personas en el estadio Centenario, Peñarol perdió 1-0 con Huracán en la segunda fecha del grupo 4 de la Copa Libertadores de América.

Los argentinos se pusieron en ventaja temprano, a los 7 minutos, con un gol del volante Luciano Romero Gamarra, que sacó un muy buen remate desde afuera del área, luego de una pésima salida de Peñarol desde el fondo. Ése sería a la postre el tanto que valió tres puntos para el globo porteño.

Después del gol, el equipo de Jorge da Silva salió en busca del empate y tuvo varias chances de igualar el marcador, un buen remate de Maximiliano Rodríguez, un mano a mano de Nahitan Nández y alguna otra llegada dieron la sensación de que el empate estaba al caer en el Centenario. Pero tras cerca de 20 minutos de predominio aurinegro, el globo nuevamente tomó la iniciativa y dispuso de dos ocasiones claras, una bien conjurada por Gastón Guruceaga y un remate lejano que pegó en el palo. Por eso, el final del primer tiempo le vino bien a Peñarol, que además había quedado algo desacomodado tras la lesión del zaguero Carlos Valdez, que sufrió una lesión muscular y debió ser reemplazado por Gianni Rodríguez, y Maximiliano Olivera pasó a la zaga.

Los aurinegros comenzaron jugando con Gastón Guruceaga en el arco; Matías Aguirregaray, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez y Maximiliano Olivera; Tomás Costa y Nahitan Nández, Maximiliano Rodríguez y Luis Aguiar; Diego Forlán y Miguel Murillo.

En el arranque del segundo tiempo ingresó a la cancha Cristian Palacios en reemplazo de Maxi Rodríguez. Casi de arranque, el colombiano Murillo tuvo una chance clara para igualar con un cabezazo en el área chica tras un muy buen desborde de Aguiar,pero una notable intervención del arquero huracanense Marcos Díaz evitó el empate. Esa sería prácticamente la única ocasión de gol de los aurinegros en todo el segundo tiempo. El equipo de Da Silva no tuvo reacción ante la marca férrea planteada por los argentinos, que defendieron la ventaja sin demasiados apremios. Incluso, en el tramo final del partido dispusieron de alguna oportunidad de meter el segundo, ya con su principal figura en la cancha, el delantero Ramón Wanchope Ábila, quien ingresó a los 77 minutos. Poco antes había entrando el delantero Mauricio Affonso en reemplazo de Aguiar, pero la sumatoria de delanteros no le resultó a Peñarol, que anoche tuvo su peor actuación en lo que va del año.


Etiquetas