Ir al contenido

Nacional | Jueves 03 • Marzo • 2016

Elbia Pereira. Foto: Sandro Pereyra (archivo, junio de 2015)

Haciendo números

Según la FUM y Fenapes, el convenio salarial se está cumpliendo.

Desde que la filial de Montevideo de la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) denunció el incumplimiento del convenio salarial que a fin de año firmó la mayoría de los sindicatos docentes con el gobierno, fueron varios los actores que salieron al cruce del gremio. En una conferencia de prensa, días atrás, Ademu Montevideo se quejó de que el aumento de 3,5% previsto en el acuerdo no era parejo para todos los maestros, como entendían que debía ser. Ayer, la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), que nuclea a Ademu Montevideo entre sus filiales, aclaró públicamente que el convenio no se está incumpliendo.

Según explicó en una conferencia de prensa la secretaria general de la FUM, Elbia Pereira, el convenio firmado no establece un monto de aumento en porcentaje y sí un monto global, “que ronda en 3,5% aproximadamente” para todos los docentes y funcionarios de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) cuyos sindicatos suscribieron el acuerdo. Además, Pereira aclaró que si bien es cierto que, como planteó Ademu-Montevideo, los maestros grado 1 están recibiendo un aumento mayor que los de mayor grado, ello se enmarca en un convenio anterior que acordó la Coordinadora de Sindicatos de la Educación Uruguaya, de la que la FUM forma parte. Dicho convenio estableció la decisión de equiparar el escalafón docente con el escalafón de segundo ciclo de tiempo extendido, para resolver inequidades salariales, y que es la que hace que los aumentos sean diferenciales según el grado docente. Según añadió Pereira, aumentos anteriores ya fueron pagados en forma diferencial, pero en otras oportunidades los que cobraron mayor incremento fueron los maestros de mayor grado. De todas formas, aclaró que se había dispuesto que ese proceso se diera en forma paulatina, lo que no pasó en la liquidación de salarios realizada desde la ANEP, ya que se aplicó desde el primer año de pago del aumento, algo que hizo que el impacto fuera mayor.

La agrupación 27, de la FUM, emitió un comunicado que se titula “No se puede engañar a la gente”, en el que invita a los maestros a leer el convenio firmado para corroborar que no hay un incumplimiento. Pese a que la agrupación afirma no compartir el criterio de liquidación, dice que eso no supone un incumplimiento del convenio. Además, desde la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria dijeron a la diaria que se comparte el criterio planteado por Pereira. En filas del gobierno, el martes fue el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, quien dijo que no hubo ningún reclamo de los gremios que firmaron el acuerdo salarial y que el convenio “se está cumpliendo total e íntegramente”.

Ayer Pereira también se refirió al inicio de cursos en primaria y manifestó “preocupación” porque no todos los grupos del país cuentan con maestros. Dijo que la mayor faltante se registra en grupos de niños de tres años. Según los cálculos de la FUM, el lunes en Montevideo faltaba asignar 100 cargos, cifra que contrasta con la que mencionaron las autoridades del Consejo de Educación Inicial y Primaria, que dijeron que no eran más de 50. En ese sentido, Pereira se mostró preocupada por la falta de maestros en ejercicio y dijo que algunas de las causas que la generan son el hecho de que la carrera de magisterio tiene el teórico en un turno y el práctico en otro, lo que vuelve difícil la actividad laboral simultánea, sumado a la alta carga horaria de la carrera y los salarios que se paga a los maestros. De todas formas, la dirigente consideró que para solucionar el problema en el corto plazo es necesario lograr que maestros del interior lleguen a Montevideo, y para hacerlo se les debe brindar “otras facilidades”, ya que actualmente sólo se ofrecen dos pasajes por mes a la localidad de origen del maestro.


Etiquetas