Ir al contenido

Humor | Miércoles 23 • Marzo • 2016

EL FARO del Final del Mundo

La celeste y la renovación generacional: nueva camiseta fue fabricada en China por una selección de operarios sub 9

Dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol aseguraron que se están viendo los resultados “del proceso iniciado por Mao en la década del 60”

Luis Suárez volverá a jugar con la selección uruguaya el viernes a las 21.45 en el partido con Brasil correspondiente a la quinta fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2016. “Suárez ha tenido algunos problemas de conducta en el pasado, pero lo que importa es que ha sabido recuperarse y cambiar, al punto de que hoy es una persona completamente distinta”, aseguró el propio Suárez. “Aclaramos que no se sumó la personalidad múltiple a la larga lista de patologías mentales de Suárez. Hablar de sí mismo en tercera persona es una práctica habitual del jugador uruguayo”, aclaró un integrante del cuerpo médico celeste.

El combinado charrúa estrenará camiseta nueva en este partido, fabricada por Puma. “Esta es una parte importantísima del proceso de renovación que tanto necesita la selección uruguaya. Las camisetas fueron elaboradas por una selección de operarios sub 9. Son todos chicos muy talentosos, con un gran futuro en esto de la industria textil, y en algunos casos podemos hablar de un gran presente, porque trabajan como operarios desde los seis o siete años”, aseguró un dirigente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). “Todo esto no es casualidad. Forma parte de un proceso que inició Mao allá por los años 60 y que nos permite hacer un seguimiento del trabajador desde que se integra al mercado laboral, a los tres años, hasta que se jubila, a los 98”. El dirigente reconoció de todas maneras que el proceso “enfrenta ciertas dificultades”. “Es cierto que en China nacen millones de niños por año, pero hay que tener en cuenta que muchos de ellos tienen defectos congénitos que no les permiten trabajar, y si nace un solo hijo por pareja, las cuentas no dan”. Esta afirmación parecería ser una referencia a la política de “hijo único” del gobierno chino, que no permite a las parejas tener más de un bebé, aunque el dirigente no se atrevió a confirmar este extremo. “Las relaciones entre el Partido Comunista Chino y la AUF son excelentes, los rumores sobre acuerdos por abajo de la mesa son absurdos”.