Ir al contenido

Internacional | Martes 29 • Marzo • 2016

Miradas políticas

Telesur cuestionó la decisión del gobierno de Argentina de que el país se retire de este canal regional.

El gobierno de Mauricio Macri decidió que Argentina dejará de integrar el grupo de países que participan en el canal Telesur. “Nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad”, dijo el ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, que ya había manifestado en diciembre la intención de tomar esta medida, dijo el diario La Nación. “Iniciamos los trámites para retirarnos [...] la idea es cumplir con todos los pasos legales, formales y diplomáticos, para que el Estado argentino no tenga que pagar más de lo que ya pagó por esta señal”, dijo Lombardi a la agencia estatal de noticias Télam.

El canal Telesur, con sede en Caracas, emite desde 2005 y es gestionado por la empresa La Nueva Televisión del Sur, de la que son accionistas varios estados: Argentina, Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay. Fue creado en 2005, promovido por el ex presidente venezolano Hugo Chávez, con el objetivo de informar sobre los países de la región desde una perspectiva propia.

Según informó La Nación, la decisión que tomó el gobierno de Macri implica que en Argentina Telesur dejará de emitirse entre los canales de televisión digital abierta y ya no será obligatorio que las empresas de cable lo incluyan entre sus señales. Una de estas empresas, Cablevisión, del Grupo Clarín, ya sacó el canal regional de su abono básico, con el argumento de que era el que tenía menor rating y que debía hacer espacio para otra señal, América TV en su versión en alta definición.

Hoy Telesur y el gobierno argentino están en las antípodas políticas, y así lo muestran titulares como “Argentina: 100 días de Macri. El camino de la destrucción”, que se puede leer en la página web del canal. Por si quedaban dudas acerca de esas diferencias, La Nación señaló que en Argentina la representante de la empresa a cargo del canal era Carolina Silvestre, esposa de un dirigente kirchnerista, Juan Carlos Dante Gullo, y que el corresponsal era Edgardo Esteban, candidato kirchnerista al Parlasur.

Telesur informó el domingo en su página web que estudiaba su respuesta al anuncio. Ayer publicó un texto bajo el título “No van a desaparecer la verdad, no van a desaparecer a Telesur”. En ese artículo, además de polemizar con La Nación, informa que el gobierno de Macri “decidió abandonar Telesur sin establecer comunicación formal alguna con la directiva de este medio, como tampoco ante los canales diplomáticos correspondientes”.

“Desde Telesur nos preguntamos: ¿se defiende el pluralismo o se ha tomado la decisión de censurarnos?”, dice el artículo, que después pregunta: “¿Es la línea de Macri tapar las críticas a su gobierno?”. Además, el texto cuestiona que la señal de Telesur fue excluida del paquete básico de Cablevisión “sin argumentos legales y privando a millones de argentinos de disfrutar de 24 horas de información continua”.

Etiquetas