Ir al contenido

Nacional | Jueves 10 • Marzo • 2016

Wilson Netto en rueda de prensa, ayer, en el CODICEN. Foto: Juan Commitante, Presidencia

Oferta y demanda

ANEP creó grupo de trabajo con Inefop para atender listas de espera en UTU, en las que están 6.000 personas.

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) llamó a una conferencia de prensa para explicar las acciones que está tomando para dar respuesta a los estudiantes que se encuentran en lista de espera para ingresar a la UTU. En concreto, se creó un grupo de trabajo al que se invitó al Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), institución con la que se trabaja principalmente para atender la demanda de los cursos de capacitación profesional que ofrece la UTU, que según el presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Wilson Netto, tienen una carga horaria total que va de las 90 a las 360 horas y que no tienen que comenzar de inmediato. Según dijo, actualmente 2.600 personas se encuentran esperando ese tipo de cursos. Agregó que en esa situación están 989 estudiantes de ciclo básico -de los que 107 están en la edad teórica de ingreso al subsistema-, cerca de 2.000 estudiantes de educación media superior y otros 1.437 que esperan por los cursos terciarios que ofrece la institución. En total, Netto habló de 6.000 personas en listas de espera, 2.000 menos que la semana pasada.

El jerarca, que descartó problemas organizativos, señaló que se trabaja a diario para encontrar respuesta para todas esas personas, y explicó la situación a partir de que la matrícula de la UTU creció en 40.800 estudiantes en los últimos diez años. Según agregó, en los últimos tres años cerca de 8.000 estudiantes por año cambian su opción educativa de secundaria a la UTU, y si se suman las personas que reingresan al sistema educativo, eso hace que la institución llegue a los 100.000 estudiantes este año. Además, Netto dijo que la UTU “no es una institución estática”, ya que contempla “más de 200 áreas de conocimiento y cuatro niveles de trabajo”, sumado a que en algunas localidades del país “a veces hay que buscar una logística bastante compleja para poder dar respuesta”. Según el jerarca, “la gran noticia” es que la modalidad tecnológica llegó a 33% de participación en el sistema educativo “en un tiempo récord de diez años”.

Etiquetas