Ir al contenido

Deporte | Lunes 21 • Marzo • 2016

Cristian González, de River Plate, y Nicolás Dibble, de Plaza Colonia, ayer, en el Parque Saroldi. Foto: Pablo Vignali

Plaizester Colonia City

Plaza le ganó a River Plate 1-0 en el Saroldi y sigue siendo el único líder del Clausura.

Es tremendo lo del cuadro de Colonia, que volvió a ganar ayer de mañana como visitante por segundo partido consecutivo y mantuvo el liderazgo en la tabla de posiciones del Torneo Clausura. Tal como está pasando en la Premier League inglesa con el sorprendente Leicester City, los patas blancas de Plaza no se caen y siguen soñando con el campeonato, y, ahora sí, se olvidaron del descenso, porque llegaron a 66 puntos y miran a un montón de cuadros desde arriba. El triunfo ante River, además, llegó unas horas después de la victoria de Peñarol, que lo obligó a sumar para volver a ser primero en solitario.

A los 14 minutos llegó la primera opción de peligro y fue para los colonienses de Plaza. La combinación por la derecha de Alejandro Furia y Nicolás Milesi fue bárbara, y la llegada por la izquierda de Facundo Waller -citado por Fabián Coito para entrenar con la preselección sub 20- sorprendió a la defensa darsenera: el remate de zurda del 15 fue seco y potente, y la reacción de Gastón Olveira fue excelente y la tiró al córner. Era dificilísima esa pelota, porque el tiro tomó una velocidad inesperada y fue al palo del golero; podría haber sido gol para los de Eduardo Espinel, que jugaban mejor y merecían estar en ventaja. Después, Olveira volvió a ser protagonista para mantener el 0 en su arco, pero el partido comenzó a emparejarse a medida que pasaban los minutos: Plaza bajó la intensidad de su juego y River pudo acomodarse mejor, para empezar a atacar con Michael Santos por el sector derecho. River, que además del Uruguayo está pasando por su primera experiencia en la Copa Libertadores, presentó en el partido de ayer la formación habitual, con la salvedad de que hubo un cambio en el arco con el ingreso de Olveira por Nicola Pérez. Plaza Colonia, con respecto a su último encuentro oficial ante Wanderers en el Parque Viera (triunfó 1-0), presentó una única variante por acumulación de cinco amarillas: salió Cristian Malán y entró Alejandro Furia. El dominio de los colonienses se tatuó en el marcador con forma de gol por medio de Santiago de Ávila. Precioso centro desde el tiro de esquina de Nico Milesi y gran cabezazo de De Ávila para el 1-0. Sobre los 43 minutos, Kevin Dawson se mandó un atajadón ante el Chapa Schiappaccase, que le permitió a los patas blancas irse al descanso con la ventaja a su favor en el score. Juega bien Plaza, tiene dominio del balón y no se desespera nunca. River tal vez sintió el cansancio de la acumulación de partidos y no tuvo el buen rendimiento al que nos acostumbró Nicolás Schiappaccase, que sin duda es una de las figuras darseneras de la mitad de la cancha hacia adelante.

No se cae

River quiso y quiso durante toda la segunda etapa, pero Plaza lo controló bien en defensa y desplegó en la cancha una de sus armas más importantes: la posesión de la pelota. La dársena, que está bien abajo en la tabla, no pudo llegar al empate, y el reloj fue un aliado de los colonienses, que terminaron ganando el partido, por lo que se alejaron definitivamente del descenso -espantando el viejo y querido “se va a caer”- y esperan en la cima de la tabla el próximo partido en el Suppici con Juventud. Nicolás Milesi fue la gran figura del match, pero en De Ávila, Waller y Dibble también se encuentran varios de los factores que hacen que Plaza esté primero, juegue bien y se haya afianzado en Primera División tras una gran campaña en la B. Un equipo sólido, solidario, con muy buenos jugadores pero sin luminarias ni gastos excesivos, y por sobre todas las cosas con fútbol, con el valor del juego y con las ganas de soñar. Salud, Colonia.

Etiquetas