Ir al contenido

Nacional | Miércoles 16 • Marzo • 2016

Recalculando

2015 tuvo la menor cantidad de muertos por accidentes de tránsito en los últimos ocho años.

La cantidad de vehículos que se empadronaron en 2015 fue 8% mayor que en 2014; al 31 de diciembre de 2015 había un total de 2.254.685 vehículos registrados. A pesar de que aumentó el parque automotor, la movilidad, y, por ende, el factor riesgo, en 2015 disminuyeron los siniestros de tránsito, los muertos y los lesionados. Según el informe anual de siniestralidad vial elaborado por el Sistema de Información Nacional de Tránsito (Sinatran) de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), hubo 23.267 siniestros, 0,7% menos que en 2014, 506 fallecidos, lo que implica que cada 17 horas hubo un muerto, y que murieron 32 personas menos que en 2014. La cifra representa la menor cantidad de muertos en los últimos ocho años.

Según el informe, el “período crítico” fue desde las 20.00 de los viernes hasta las 8.00 de los lunes, donde se registraron 39,1% del total de fallecidos. Los sábados fue el día en que más murieron (98 personas, lo que equivale a 20% del total), dándose una “situación inédita”, ya que durante los últimos cinco años moría más gente los domingos.

Respecto al sexo y la edad de los fallecidos, hay “picos” en los jóvenes de 20 a 24 años y entre los mayores de 70, y quedó en evidencia que los siniestros de tránsito matan a más hombres que mujeres: ocho de cada diez fallecidos eran varones, proporción que se mantiene “prácticamente igual” en relación a los datos de años anteriores.

Por otro lado, más de la mitad de las personas fallecidas, 256, eran motociclistas. Si se analizan los siniestros que ocurren en ciudades y caminos departamentales, las muertes de motociclistas representan 58% del total, y los peatones 19,2%. 76% de los motociclistas estaban utilizando el casco al momento del accidente.

La tasa de mortalidad es de 14,6 por cada 100.000 habitantes, 6,4% menos que el año anterior. El departamento que tiene la tasa más baja es Treinta y Tres (7,9), Rocha es el que tiene la más alta (21,7). Para 2020, la Unasev pretende llevar a la mitad la actual tasa de mortalidad.

Los siniestros también dejaron a 29.610 personas lesionadas. Del total de lesionados en 2015, casi 69% eran conductores de algún vehículo, mientras que casi 20% eran pasajeros, y “algo más” de 11% lo hacía como peatón. Cada día hay 83 personas que resultan heridas o fallecen por siniestros de tránsito, 85% por accidentes que ocurren en ciudades.

Respecto a la cantidad de alcohol en sangre, 93,2% de los casos dio negativo, de un total de casi 17.500 controles realizados a conductores que participaron en siniestros de tránsito en todo el país, número similar al registrado en 2014. En los días hábiles los conductores con alcohol en sangre se ubican en el entorno de 3,5%, los sábados crece hasta 9,8%, y los domingos sube hasta un máximo de 16,7%. La Unasev concluye que se mantiene una clara correlación entre el “patrón de consumo de alcohol durante los fines de semana y la participación en siniestros de tránsito fatales”.

Planificar la prevención

El presidente de la Unasev, Gerardo Barrios, aseguró que “está el diagnóstico y las vacunas” para esta “enfermedad epidemiológica”: planificar para prevenir. “Los resultados muchas veces no se ven enseguida, pero vale la pena insistir. Si no se hubieran implementado todas las medidas para un abordaje integral, habría muchas más muertes y lesionados”, afirmó, y sostuvo que es imprescindible el trabajo en conjunto con la Policía Nacional de Tránsito. En ese sentido, agregó que la “construcción colectiva entre los distintos actores institucionales” permitirá que baje aun más la mortalidad. A su vez, señaló que el Permiso Único Nacional de Conducción “es estratégico y una buena práctica que permitirá mejorar los resultados”, y anunció que prevé que esté listo a fin de año. También destacó el trabajo alcanzado gracias a la base de datos de Sinatran, que “permite realizar no sólo un diagnóstico de situación sino transformarse en una herramienta de planificación local, departamental y nacional para el encare sistemático de la siniestralidad vial”.


Etiquetas