Ir al contenido

Humor | Miércoles 16 • Marzo • 2016

EL FARO del Final del Mundo

Sendic regresará de su gira de cuatro días por el Congo con varios acuerdos firmados y un doctorado en Física Gravitacional

El vicepresidente viajó al país para conocer de primera mano la situación de los Cascos Azules y aprovechó su estadía para “aggiornarse” a nivel académico.

Raúl Sendic viajó el domingo a la República Democrática del Congo como parte de una misión oficial que tiene como objetivo interiorizarse con la situación de los soldados uruguayos apostados en ese país y que integran la Misión de Estabilización de la ONU. Desde Presidencia de la República aseguraron que “inicialmente la idea era mandar a Sendic a la Antártida, porque no sólo queda a una distancia considerable, sino que además el barco sale cada seis meses, algo que nos hubiera permitido tenerlo bien lejos durante medio año. Pero después nos pareció que a lo mejor le daba por salir a dar una vueltita y se perdía o se olvidaba de usar botas para nieve y quedaba enterrado por ahí, y acá el objetivo es que pase más de una semana sin hacer el ridículo”.

La gira del vicepresidente por el país africano transcurre por ahora con total normalidad. Ayer publicó en su cuenta de Twitter: “Con el presidente Joseph Kabila, firmando acuerdos de cooperación bilateral. En breve partimos a la Universidad de Kinshasa, a recibir nuestro doctorado en Física Gravitacional”. Sendic habría decidido aprovechar su visita al Congo para aggiornarse a nivel académico. Según explicó, “la Universidad de Kinshasa es una referencia a nivel mundial en esta materia. Además, me aceptaron la reválida de los dos trimestres de Kinesilología que cursé en la Universidad de La Habana, que en el Congo es el equivalente a una maestría en Astrofísica. Otra ventaja de este país es que los trabajos de impresión son muy baratos, por 4.500 pesos me hacen 70.000 tarjetas de presentación con el texto “Raúl Sendic. Licenciado en Genética Humana. Phd en Física Gravitacional. Compañero de lucha”. El vicepresidente no descarta la posibilidad de continuar con su “perfeccionamiento académico” en futuras giras oficiales. “Los viajes son una buena oportunidad para titularse, porque podés estudiar en el avión. A la ida, para salvar los exámenes. Y a la vuelta, para repasar lo aprendido, no sea cosa que te agarren desprevenido con alguna pregunta y la gente se quede con la impresión de que nosotros no sabemos nada”.