Ir al contenido

Nacional | Martes 15 • Marzo • 2016

Sin querer queriendo

Actuales directores sociales del BPS seguirán en sus cargos; votos en blanco y anulados llegaron a 51% entre empresas.

Finalmente, tras el escrutinio primario de las elecciones de directores sociales del Banco de Previsión Social (BPS), los actuales representantes Ramón Ruiz, por los trabajadores, Sixto Amaro, por los pasivos, y Elvira Domínguez, por los empresarios, tendrán su segundo período en la institución.

La lista 11, encabezada por Ruiz en representación del PIT-CNT, obtuvo 39% de los votos del orden activos, frente a la lista 16, liderada por Luis Lisboa, que recibió 19% de los votos. Entre los trabajadores fue importante la cantidad de votos en blanco y anulados, 30% y 12%, respectivamente.

En la elección de los pasivos, el vencedor fue el representante de la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (ONAJPU), Sixto Amaro, con 49% de los votos de pasivos. La lista 2, liderada por Carlos Sarthou, recogió 29% de los votos, mientras que los votos en blanco fueron 17% y los anulados 5%.

El de empresarios fue el orden en el que el voto en blanco y anulado fue más fuerte. La lista 22, la única, obtuvo 49% de los votos, mientras que la otra mitad se dividió entre 43% de votos en blanco y 8% de anulados.

El escrutinio definitivo comenzará hoy a las 14.00 y terminará el viernes; los datos se irán actualizando en la web de la Corte Electoral, informó el ministro Pablo Klappenbach.

Cambios por el camino

Ayer, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro (ex presidente del BPS), fue consultado sobre el alto porcentaje de votos anulados y en blanco. Afirmó que en el orden de los trabajadores activos “la cantidad es similar a la de la elección pasada”. “No hay un aumento en los trabajadores, y habiendo más personas habilitadas a votar, el porcentaje [de votos en blanco y anulados] en trabajadores desciende”, agregó Murro. Sobre el resultado en el orden de los pasivos, Murro dijo que la lista presentada por la ONAJPU “aumentó su cantidad de votos”, ya que consiguió “unos 28.000 votos más que en la elección pasada”, mientras que la lista 2, que representa “una alianza de las listas 2 y 3 de la elección de 2011”, disminuyó “en 24.000 votos”. “Hay un fortalecimiento de la lista presentada por la ONAJPU”, valoró Murro. Finalmente, expresó que en el orden de las empresas contribuyentes “es donde se dio el mayor porcentaje de votos en blanco y anulados”, 51%, pero “ésta es una cifra similar a la de la elección pasada”.

Murro recordó que en setiembre de 2015 el Poder Ejecutivo remitió al Parlamento un proyecto de ley que contó con el “consenso de empresarios, trabajadores, jubilados y pensionistas, y en lo técnico se le consultó a la Corte Electoral”, pero que “lamentablemente no fue aprobado”. “Las dificultades que se presentaron en la elección y algunas otras cuestiones perfectamente se podrían haber resuelto si se hubiera aprobado ese proyecto de ley”, afirmó. Consultado sobre las razones de la no aprobación, Murro señaló al Partido Nacional (PN) como responsable del naufragio del proyecto. “Personalmente concurrí a reunirme con el PN, además de concurrir a las comisiones correspondientes del Parlamento, para explicar el proyecto de ley. Es más, me reuní con las dos principales corrientes de ese partido. Creíamos que iban a apoyar esto, pero el PN decidió no apoyarlo. Ésa es la causa fundamental de que no se haya aprobado, cosa que lamentamos mucho”, expresó Murro.

El ministro explicó que aquel proyecto establecía que si había una lista única se omitían las elecciones y que las listas que se presentaran “tenían que ser representativas, nacionales, sociales, y no políticas”. También establecía “una mayor flexibilidad en los padrones electorales para que más gente pudiera votar”, aunque se “reafirmaba la obligatoriedad del voto”.

Sobre la ausencia de listas en algunos circuitos, Murro negó que hayan ocurrido irregularidades y afirmó que “el reparto” de éstas “es como en cualquier elección nacional, una responsabilidad exclusiva de quienes proponen las listas: organizaciones sociales, en este caso, o partidos políticos en las elecciones nacionales”. “No hubo ningún cambio, ninguna innovación. También esto depende de los apoyos que logren las listas y la organización que tenga cada una, y esto además tiene que ver con cómo se va a desempeñar el cargo después. La gente también mide esas cosas: qué apoyos, qué organización hay detrás de los candidatos”, opinó.

Etiquetas