Ir al contenido

Nacional | Jueves 07 • Abril • 2016

Fernando Amado. Foto: Nicolás Celaya (archivo, noviembre de 2014)

Abort plan

Amado plantea eliminar el “tribunal de la Inquisición” al que se someten las mujeres para poder abortar.

El diputado colorado Fernando Amado presentó un proyecto de ley para eliminar las “causales pseudomorales” para alegar la voluntad de interrumpir el embarazo (penuria económica, social, o razones familiares o etarias), porque es suficiente la “simple voluntad de la mujer”. También eliminaría el equipo interdisciplinario, el período de “reflexión” y el plazo mínimo de residencia para ampararse en la norma y poder abortar. El proyecto plantea la modificación de los artículos 3 y 4 de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), 18.987, y la eliminación del artículo 13, respectivamente.

Amado sostiene que la ley “sitúa a la mujer en una situación de minoridad en la que debe ser tutelada por la figura del Estado”, y que el proceso vigente al cual se expone la mujer “supone un martirio y desgaste que termina expulsándola -en parte- del sistema legal al sistema clandestino”. Considera que hoy las condiciones políticas son otras y que contaría con los votos necesarios para cambiar la ley.

Desde la implementación de la ley IVE, de octubre de 2012, no cesan las observaciones y denuncias de organizaciones sociales sobre el mal funcionamiento de la norma, la lentitud en las respuestas, la violencia ejercida por el personal médico sobre la mujer que decide abortar, y el nulo monitoreo y control estatal de la ley. Amado planteó la necesidad de generar herramientas para que “la bandera de legislación del aborto no sólo flamee, sino que funcione”, y con una “concepción filosófica correcta” que no pretenda que la mujer deba “sentarse frente al tribunal de la Inquisición para ver si su justificación de aborto está bien”.

Amado se reunió con la organización Mujer y Salud Uruguay para dar a conocer el proyecto y buscar apoyo. Tiene previsto reunirse con Amnistía Internacional, Cotidiano Mujer, Mujeres en el Horno, el Sindicato Médico de Uruguay y la Sociedad de Ginecotocología.

Desde el Partido Colorado, que por disciplina partidaria obligó a sus representantes a votar de forma negativa la IVE o retirarse de sala (ese fue el caso de Amado), el diputado de Espacio Abierto Conrado Rodríguez aseguró que sabe que existe el proyecto, pero aún no lo ha leído.

El diputado de Vamos Uruguay Germán Cardoso ni siquiera estaba enterado de que existía. En el Partido Nacional también se votó de forma negativa, y desde sus filas hoy se asegura que el tema no se ha vuelto a discutir desde entonces. Otro que no conoce el proyecto es Iván Posada, del Partido Independiente, diputado que en 2012 planteó la creación del equipo interdisciplinario (psicólogo, trabajador social y ginecólogo) y del plazo de cinco días de “reflexión” para ratificar la decisión de abortar, a cambio de su voto para aprobar la ley.

Etiquetas