Ir al contenido

Nacional | Miércoles 27 • Abril • 2016

Aplicación de la fuerza

Los argumentos a favor y en contra de Uber y de los taxis en Montevideo volvieron a leerse ayer con frecuencia en las redes sociales. El motivo fue que en la noche del lunes se registró un incidente entre al menos un taxista y un conductor de la empresa internacional, y por ese motivo el taxista aún permanece detenido. Según informó Subrayado, el conductor de Uber habría levantado un viaje y fue seguido por el taxista, quien habría llamado a otros móviles que también habrían aparecido en escena cuando el viaje llegó a destino, donde se produjo la supuesta agresión.

Pero la versión del Centro de Propietarios de Automóviles con Taxímetro del Uruguay es otra. Según dijo a El País el secretario de la organización, Javier Fardín, en el incidente participó sólo el taxista detenido, quien fue “incitado a la violencia” por el conductor de Uber. Además, la organización emitió un comunicado en el que denuncia que el chofer de la multinacional era un jubilado que “estaba haciendo changas” y pide a la Intendencia de Montevideo y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que intervenga. En la tarde de ayer se manifestaron en la zona del juzgado en el que permanece detenido el taxista y en la Intendencia de Montevideo, donde varios taxis cortaron el tránsito.

La empresa Uber también emitió un comunicado en el que plantea su “rechazo total a todo acto de violencia e intimidación por parte de un grupo reducido que no representa al total de los taxistas en Montevideo”. Además, agradecen a las autoridades que “intervinieron rápidamente, permitiendo que ciudadanos uruguayos ejerzan su legítimo derecho a ofrecer un servicio de transporte seguro y confiable para moverse libremente por la ciudad”.

Etiquetas