Ir al contenido

Nacional | Viernes 22 • Abril • 2016

Balanza arriba

Castillo consideró que no hay que elegir entre “salarios y empleo” y respondió a la intención de descuelgue de la patronal del taxi.

Representantes de las cámaras empresariales, el PIT-CNT y el director de Trabajo, Juan Castillo, se reunieron ayer, en el marco de la VI Cumbre de Compensaciones & Beneficios, a discutir sobre los desafíos para el diálogo tripartito en la actual ronda de los Consejos de Salarios. El tema de partida se planteó como la posibilidad de negociar salarios sin comprometer el empleo, punto sobre el que se oyeron tantas versiones como participantes tuvo la mesa.

“Uruguay estará rodeado de agua, pero no es una isla”, sostuvo el asesor legal de la Cámara de Industrias, Gonzalo Irrazabal, quien consideró que el punto de partida para la discusión estaba “mal” planteado: “Creo que tendría que haber sido ‘negociar empleo sin perder salario’”, dijo. “Como no somos una isla, tenemos que pensar en el comercio mundial. Dependemos de la productividad y el valor: si no somos competitivos, no vendemos”, aseguró.

Por la misma línea fue su par de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, Juan Mailhos, quien sostuvo que “Uruguay no es competitivo”, en parte por “las rigideces laborales” y “los altos costos salariales”. Observó que hay una “identidad biológica entre el gobierno y el movimiento sindical”, mientras que “la sociedad desvaloriza a la empresa”.

“Creo que estamos viviendo un estancamiento, el crecimiento va a ser casi nulo y va a haber -ya hay- pérdida de empleo”, afirmó Mailhos. El empresario considera que es necesario “modificar la Ley de Negociación Colectiva”, entre otros aspectos, la cláusula de salvaguarda, las de paz y el procedimiento de descuelgues, aunque defendió las pautas marcadas por el Ejecutivo como “una plataforma satisfactoria”. “No nos merecemos esta ley”, concluyó.

Por su parte, el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, discrepó: “No es contradictorio discutir salario o defender los puestos de trabajo; no entiendo que allí haya una dicotomía”. “A nosotros nos preocupa igual, al mismo nivel, mejorar la calidad de vida de los compatriotas, y la inmensa mayoría no tiene chance de hacerlo si no se le mejora el salario”. “No sé si a todos nos cabe en la cabeza que la mayoría de las personas viven de su salario; si no tienen un ingreso a fin de mes, no tienen otra forma de vivir”, afirmó.

“Esa teoría de que las cosas están complicadas afuera y para defender el puesto de trabajo y no te echen hay que rebajar o mantener el salario ya la hemos vivido, y se ha demostrado que no está realmente ligada” una cosa con la otra, sostuvo Castillo. “Desde lo idílico, podría hablar de cualquier escenario; el tema es que hoy tengo los pies en la tierra en este contexto, y lo importante es defender la negociación colectiva”, sostuvo. “Cualquiera que dice que el país está mal está mintiendo. Y los que dicen que el país está bien, también. Es una realidad que cada sector está viviendo distintos contextos”, señaló.

El director del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, Milton Castellano, coincidió con Castillo. “Me parece que hay que desmitificar el ‘cuco’ del empleo versus salario”. “El salario no es el único ni el principal factor de los que componen los costos. Hay antecedentes en los últimos 50 años que así lo demuestran”, aseguró.

Descolgados

Consultado sobre el anuncio de la patronal del taxi de descolgarse de los Consejos de Salarios por los prejuicios de Uber, Castillo sostuvo que no responderá a “amenazas”. “Si tuviéramos que salir a contestar cada vez que esta patronal hace una declaración de este tipo, tendríamos que convocar conferencias de prensa todos los días”. Consideró que han caído en un “descrédito” después de “tanta reiteración” de anuncios.

“Desregulado no habrá nada”, sostuvo Castillo respecto del control sobre la aplicación para el transporte de personas. “Uber está siendo una realidad, no sólo de Uruguay, y cuando el trabajo está sometido a una crisis de este tipo, el problema no es sólo para el gobierno o para el Ministerio de Trabajo [y Seguridad Social], sino para la sociedad”.

Etiquetas