Ir al contenido

Nacional | Viernes 08 • Abril • 2016

Foto: Pablo Vignali (archivo, marzo de 2016)

Con el importe justo

Diputado colorado presentó proyecto que prohíbe el efectivo en todo el transporte; FA cree que debe ser gradual.

El diputado del Partido Colorado (PC) Adrián Peña presentó un proyecto de ley para prohibir “el pago de servicios de transporte público de pasajeros con efectivo” sobre las unidades, y propone el pago electrónico del viaje mediante el uso de celulares, tarjetas prepagas, de crédito o de débito. La iniciativa va en línea con la medida adoptada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de quitar el uso de efectivo de taxis y estaciones de servicio. El proyecto establece que el Poder Ejecutivo deberá implementar “los mecanismos que habiliten la máxima disponibilidad para la ciudadanía de lugares donde pueda acceder” a los instrumentos de pago y su recarga, y fija una multa para las empresas incumplidoras de entre 20 y 50 unidades reajustables.

En la exposición de motivos, el legislador argumenta la necesidad de establecer un sistema de cobro electrónico de pasajes como forma de “proteger la vida y la integridad física de los trabajadores del transporte público, que se encuentran tan expuestos a la delincuencia que los acosa para robarles el dinero en efectivo que se genera con su trabajo”. “La eliminación del dinero en efectivo del transporte público actuará como una herramienta disuasiva de las rapiñas y es un paso significativo para intentar minimizar los delitos e inseguridad que enfrentan diariamente los trabajadores de taxis y ómnibus”, agrega. También hace hincapié en que la medida ha sido recomendada por el propio titular del Ministerio del Interior (MI), Eduardo Bonomi, como “la mejor” para “combatir las rapiñas a taxistas”, que “se han tornado algo casi habitual y cada vez hay que lamentar mayor cantidad de víctimas asesinadas por los delincuentes”. El legislador incluye en el texto cifras divulgadas por el Observatorio de Violencia y Criminalidad del MI que indican que “el sector del taxi fue el blanco de rapiñas que más creció en comparación con el mismo período del año anterior: 33,5%”, mientras que “desde la patronal del taxi se estima que ocurren cerca de diez asaltos por día”. El proyecto de ley ingresó para su tratamiento en la Comisión de Transporte, Comunicaciones y Obras Públicas de la Cámara de Diputados.

El Poder Ejecutivo se encuentra implementando la eliminación del uso de efectivo en taxis y estaciones de servicio. La medida fue anunciada por el titular del MEF, Danilo Astori, después del Consejo de Ministros del 28 de marzo, tras la muerte, esa misma semana, de dos taxistas que fueron baleados en robos. “En un mes estimamos que va a estar absolutamente en funcionamiento esta decisión, en aplicación, aunque debo reconocer que buena parte de los destinatarios de esta medida ya la pusieron en práctica”, dijo en esa ocasión. Sin embargo, el subsecretario del MEF, Pablo Ferreri, dijo posteriormente en conferencia de prensa que la eliminación del efectivo en los taxis y estaciones será total y obligatoria, pero se comenzará con un plan piloto que afectará sólo al servicio nocturno en la zona metropolitana. A partir del 15 de mayo, no se podrá pagar en efectivo ni viajes ni combustible, entre las 22.00 y las 6.00.

De a poquito

El vicepresidente de la comisión parlamentaria que tramita el proyecto, el diputado del Frente Amplio Óscar de los Santos (Alianza Progresista), dijo que “hay que ir” hacia la eliminación del uso del efectivo, pero “por etapas”, empezando por la zona metropolitana y en particular por Montevideo, porque “no se puede aplicar en todo el territorio nacional al mismo tiempo”, ya que “las realidades son diferentes”. De los Santos contó como ejemplo que recientemente, en Salto, un trabajador del medio rural al que la empresa le paga el salario mediante una cuenta bancaria le dijo que gastaba 600 pesos en pasajes para poder ir a retirar el sueldo al cajero más próximo, que está en la capital departamental. “Hay que ir hacia esto, pero no todos los sectores están en iguales condiciones de logística e infraestructura, por eso tiene que ser gradual”, concluyó. El también frenteamplista Daniel Caggiani (Movimiento de Participación Popular) opinó que “en la medida en que el país se encuentra transitando un proceso de inclusión financiera, sumado a la incorporación de tecnología de manera universal que permite la masificación de dispositivos de facturación electrónica”, la quita del uso de efectivo en los taxis “es un paso importante”, en un “circuito” en el que ha venido “creciendo el nivel de violencia”. “Va a posibilitar darles mayor seguridad a los trabajadores del transporte y más formalización en el sistema, pero se debe tratar de buscar soluciones que posibiliten también que los sectores de menores ingresos no se vean excluidos del sistema”, agregó. Para Caggiani, “la experiencia piloto de comenzar a hacerlo paulatinamente, primero en las horas de la noche, va a servir para monitorear el funcionamiento y realizar los ajustes necesarios”. Con respecto al proyecto de Peña, el legislador del MPP opinó que “es importante poder extender” el pago electrónico “a otras ramas del transporte”, pero “siempre y cuando no haya pérdidas de puestos de trabajos en un sector tan importante como el del transporte urbano”.

Etiquetas