Ir al contenido

Internacional | Martes 26 • Abril • 2016

De Milagro a Máximo

Mientras aumentan las acusaciones contra Milagro Sala, el kirchnerismo dice que su detención busca esconder otras noticias.

Mabel Balconte es una diputada argentina que fue electa por el movimiento social jujeño Tupac Amaru. Días atrás compareció ante la Justicia para declarar por uno de los casos en los que está acusada Milagro Sala, la líder de esa organización, y dijo que una parte de los fondos públicos que recibía Tupac Amaru era desviada a la Casa Rosada. Dirigentes kirchneristas negaron esta acusación y la atribuyeron a un intento del gobierno de desviar la atención de los problemas económicos.

Sala está detenida desde enero y desde entonces aumentan las acusaciones en su contra, así como las declaraciones que vinculan al kirchnerismo con los delitos que se le atribuyen. En las últimas semanas se han sumado procesamientos contra la dirigente social y también acusaciones públicas.

El fiscal anticorrupción de Jujuy, Joaquín Millón, dijo que Sala cometió “asociación ilícita y defraudación al Estado por 29 millones de pesos” argentinos. También dijo que el dinero que el Estado le entregaba no iba a cooperativas de vivienda para la construcción de casas, como estaba previsto, sino que esto era “todo una ficción”.

La Oficina Anticorrupción de Jujuy, dirigida por Millón, hizo una auditoría del dinero que recibió Tupac Amaru del Estado entre 2004 y 2015 para la construcción de viviendas. Según el informe final, al que accedió el diario La Nación, la organización recibió casi 1.300 millones de pesos, de los cuales más de 700 millones no se utilizaron para construir viviendas. “El informe muestra a las claras que se produjeron ilícitos y aporta elementos contundentes de que acá hubo un fraude a la administración pública y asociación ilícita”, dijo Millón a ese diario. Con el insumo de ese informe, también se acusa a Sala de estos delitos.

Sobre el destino de ese dinero declaró ante la Justicia, el viernes, la diputada jujeña Balconte, que también está imputada en esa causa. El contenido de su declaración no se dio a conocer oficialmente, pero tanto ella como su abogado, Guillermo Puerta, contaron de qué se trató. Según su versión, “gente de Milagro Sala” retiraba del Banco Nación el dinero que el Estado le enviaba a Tupac Amaru para la construcción de viviendas cooperativas y lo llevaba a la casa de ella para luego enviarlo a Buenos Aires. “De ahí armaban una reunión el [diputado kirchnerista Andrés] Cuervo Larroque y [Alejandro] Coco Garfagnini [mano derecha de Sala] para llevarlo a la Quinta de Olivos, donde la recibía Máximo Kirchner”, dijo Puerta. El abogado afirmó que Balconte era “víctima de constantes amenazas de muerte” y por eso no denunció estos hechos en su momento. Tanto Puerta como Balconte negaron lo que dijo la abogada de Sala, Elizabeth Gómez: que a Balconte la habían subido en una camioneta para forzarla a hacer estas declaraciones.

Kirchner negó que sea cierto lo que dijeron Balconte y su abogado. Dijo que se trata de una “construcción mediática” que es “necesaria” porque “la gente está sufriendo las consecuencia de las políticas económicas” del gobierno de Mauricio Macri. “A medida que las consecuencias avancen, va a haber más circo”, agregó.

También Larroque respondió a las acusaciones de Balconte. “Es un delirio. Falso de toda falsedad”, dijo el dirigente, y agregó: “La cuestión de fondo tiene que ver con la incapacidad de Morales y de Macri para gobernar. La gente no come con las causas judiciales”.

Varios dirigentes kirchneristas, Kirchner entre ellos, han defendido a Sala, y argumentan que se trata de una activista social que fue detenida por protestar contra el gobierno de Jujuy. Señalan que tanto la detención inicial como la mayoría de las acusaciones que se hicieron contra ella se deben a iniciativas judiciales de los abogados de Morales o de los fiscales que ocupan cargos de jerarquía, como Millón.

El enfrentamiento entre Morales y Sala tiene varios años, y los abogados del gobernador pedirán seis años de prisión para la dirigente por presuntas amenazas y daños que, según la acusación, ella causó en 2009, durante un piquete contra el político, que por entonces era senador.


Etiquetas