Ir al contenido

Nacional | Martes 05 • Abril • 2016

Desencontrados

El 11 de marzo un hombre fue rapiñado al salir de un banco en Ciudad Vieja. Los delincuentes se llevaron 60.000 pesos. La Policía logró capturar a tres de los cinco sospechosos con la información de las cámaras de videovigilancia. La Justicia procesó por hurto a dos de ellos y dejó en libertad al tercero, el dueño de un auto en el que los delincuentes se fugaron. El auto de procesamiento generó molestias en el Ministerio del Interior, que insiste en que los videos no se tienen en cuenta como prueba, que el tercero que quedó en libertad tenía antecedentes penales, y que el delito de procesamiento de los otros dos tendría que haber sido como coautores de la rapiña y asociación para delinquir, informó El Observador. La jueza del caso, Beatriz Larrieu, recibió un pedido de informe de la Suprema Corte de Justicia sobre el caso. En su respuesta, publicada ayer en el sitio del Poder Judicial, señala que de las imágenes aportadas por la Policía no surgen pruebas suficientes para incriminar al dueño del auto. “De las filmaciones agregadas no surge en momento alguno quién era el conductor del auto, así como tampoco el propietario del mismo fue involucrado ni por el adolescente ni por el coindagado”, sostiene Larrieu. “Tener un antecedente por un delito similar al que se estaba investigando [...] tampoco es prueba suficiente”, agrega.

Por otro lado, desde la Fiscalía de Corte también pidieron a la fiscal del caso, María del Huerto Martínez, un informe. La fiscal pidió el procesamiento sin prisión del acompañante del auto por “hurto especialmente agravado en calidad de partícipe extraño al hecho por el artículo 63 del Código Penal”, ya que el detenido no participó directamente en la rapiña y esta no estaba planeada de antemano. Es entonces que se lo procesa por el delito concertado: hurto por arrebato, dijo la jueza a El Observador. La fiscal tiene 48 horas para presentar su informe.

Etiquetas