Ir al contenido

Humor | Miércoles 06 • Abril • 2016

EL FARO del Final del Mundo

Dirigentes nacionalistas irán a la próxima Marcha del Silencio con una pancarta que diga “renunciá, Bonomi”

Los nacionalistas están “entre alarmados y hartos” por el robo en el GIAF; “Son personas nostálgicas de tiempos oscuros, probablemente escapadas del Sirpa”

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, reconoció que no hay avances en las pesquisas por el allanamiento al laboratorio del Grupo de Investigación en Arqueología Forense (GIAF), que desde hace varios años se encarga de la búsqueda de restos de desaparecidos durante la última dictadura militar. “Por ahora las sospechas se dirigen a personas interesadas en que no se conozca el destino de los restos de los desaparecidos. A los dirigentes de la izquierda los descartamos porque nuestro… perdón, su modus operandi es sabotear los procesos legales y políticos destinados a acabar con la mentira y la impunidad, no allanar laboratorios”. El incidente provocó críticas de varias organizaciones sociales, sindicales y políticas, entre las que se encuentra el Partido Nacional, que durante su última reunión de Directorio analizó el tema. Según explicó el líder de Todos hacia Adelante, Luis Lacalle Pou, “nuestro partido lleva más de 30 años trabajando para que los asesinos y torturadores no vayan a la cárcel ni tengan que dar información sobre sus crímenes de lesa humanidad, pero por otro lado no estuvimos en el pacto del Club Naval, así que esta preocupación por lo ocurrido en la Facultad de Humanidades es una forma de reafirmar nuestros principios”. La opinión mayoritaria de la dirigencia nacionalista es que el allanamiento es consecuencia “de la inseguridad que se vive en el país”. Es por esto que se decidió asistir a la Marcha del Silencio del 20 de mayo con una pancarta que rece: “Renunciá, Bonomi”. “Vamos a marchar en silencio por las voces que la dictadura intentó silenciar mediante actos aberrantes, por sus familiares, por sus amigos, por todos los que arriesgaron sus vidas para luchar contra la tiranía, por los quiosqueros que son asaltados todos los días, por los dueños de las estaciones de servicio y las automovilistas que tienen que esconder sus carteras cuando paran en un semáforo. Y también para mandarles un mensaje claro a los responsables de este allanamiento, que son personas nostálgicas de tiempos oscuros, probablemente escapadas del Sirpa [Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente]”, aseguró Lacalle Pou.