Ir al contenido

Internacional | Jueves 28 • Abril • 2016

Pablo Iglesias llega a una conferencia de prensa en el Parlamento español en Madrid, el martes. Foto: Gérard Julien, Afp

Distancias a la izquierda

A medida que se acercan las elecciones en España surgen alianzas y rivalidades.

Las conversaciones entre Podemos e Izquierda Unida-Unidad Popular (IU-UP), que evalúan presentarse juntos a las elecciones españolas del 26 de junio, inquietaron al Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Dirigentes socialistas se comunicaron con sus pares de IU-UP para intentar convencerlos de que deben presentarse en solitario. Estas presiones fueron denunciadas públicamente por integrantes de Podemos, que además criticaron al líder del PSOE, Pedro Sánchez, por responsabilizar a este partido por la falta de un acuerdo de gobierno.

“Ningún partido de izquierdas va a superar al PSOE”, dicen los dirigentes socialistas. “La única forma de superar al PSOE es la acumulación de fuerzas de la izquierda”, dice el líder de IU-UP, el diputado Alberto Garzón. “Deseo de corazón que tanto Garzón como nosotros estemos a la altura”, dice el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Podemos e IU-UP iniciaron la semana pasada conversaciones para asistir juntos a las elecciones que se convocarán para el 26 de junio, excepto que entre hoy y el lunes surja una coalición de gobierno que cuente con los votos suficientes para asumir. Las agrupaciones de izquierda ya lo habían intentado antes de las elecciones del 20 de diciembre, pero no llegaron a un acuerdo. Ahora lo están intentando otra vez. A favor de estos intentos se han pronunciado Garzón e Iglesias, entre otros dirigentes, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Pero también hay voces de rechazo en ambos partidos.

En Podemos, diputados provinciales han manifestado que les desagrada la idea porque consideran que IU es parte de la vieja política española y que no los representa. También dirigentes cercanos al número dos de Podemos, Íñigo Errejón, rechazaron esta posibilidad. Después de que las negociaciones fracasaran antes de las elecciones de febrero, Garzón dijo que el sector “errejonista” había estado en contra de la confluencia de los dos partidos y que eso había colaborado con el fracaso.

En IU se muestran disconformes con la posibilidad de aliarse con Podemos pesos pesados como Gaspar Llamazares, quien lidera la corriente Izquierda Abierta, o el ex coordinador del partido, Cayo Lara. Ambos acusan a Iglesias de minimizar y despreciar a IU. Quienes han participado en las reuniones indican que todavía están lejos de un acuerdo, y que lo único que se ha acordado es que se seguirá conversando.

IU-UP y Podemos comparten un rival común, el PSOE, que en los últimos días reaccionó a esta iniciativa de las agrupaciones de izquierda de unirse. El PSOE obtuvo en las últimas elecciones 5,3 millones de votos, mientras que IU-UP y Podemos tuvieron, sumados, seis millones. Más allá de si una alianza les permitiría llegar al gobierno, el temor es que esta haga que, por primera vez, el PSOE deje de ser la primera fuerza de izquierda en España.

Dirigentes socialistas se comunicaron con Podemos y con IU-UP. Según informó eldiario.es, integrantes del PSOE informaron que el partido realizó encuestas que revelan que IU tendría mejores resultados en solitario que en el marco de una coalición electoral. Estas encuestas, que el PSOE transmitió a IU, revelan que esta organización política contaría con 11 diputados, después de haber obtenido dos en diciembre.

El número dos del PSOE en el Congreso, César Luena, reconoció que se reunió con el diputado Garzón, pero no reveló de qué habían conversado. Tampoco lo dijeron desde IU, aunque reconocieron que hubo “presiones importantes” del PSOE para que no se confirme la alianza con Podemos. Consultado sobre esta eventual alianza, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, respondió: “¿Qué más da que vayan con unos o con otros, si al final Iglesias lo que va a hacer es votar contra el PSOE?”.

IU no denunció las presiones, pero sí lo hizo Podemos. Errejón criticó a Sánchez por “buscar en casa ajena respuesta a las frustraciones propias”. Agregó que “quieren deshacer con zancadillas lo que han unido los ciudadanos”, en referencia a las primeras conversaciones entre Podemos e IU.

Errejón también aseguró que no hubo diferencias internas en la dirección de Podemos ante las propuestas del PSOE para formar gobierno con el respaldo de Podemos y Ciudadanos. Hizo esta aclaración después de que Sánchez dijera en conferencia de prensa que habría sido “posible” un acuerdo con él, pero no con Iglesias. Para Errejón, Sánchez intenta, con estas declaraciones, “hacer una versión novelesca de lo que es un acuerdo en Podemos, de sus bases y de sus órganos”.

Pero el PSOE no se quedó ahí. Ya en la piel del candidato, Sánchez aseguró ayer que si no hay un gobierno de cambio en España es porque los grupos de “pseudoizquierda” quieren “transformar el futuro mientras dejan gobernar a la derecha”. Antes, el martes, había asegurado que si hay elecciones es porque “ha ganado el ala dura de Podemos”.

Etiquetas