Ir al contenido

Nacional | Jueves 14 • Abril • 2016

En blanco y negro

UTAA denuncia que Alur dejó afuera a 92 trabajadores de la zafra de la caña de azúcar en Bella Unión; la empresa lo niega.

La Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA) se declaró en preconflicto. Denuncian que las autoridades de Alur recortaron puestos de trabajo de cara a la próxima zafra de caña de azúcar, que comienza entre el 3 y el 5 de mayo. Sergio Pintado, secretario general de UTAA, informó a la diaria que, a punto de empezar la zafra, las autoridades de Alur les comunicaron que en lugar de siete grupos, serán cinco los que salgan a cortar caña de azúcar, lo que implica excluir de la tarea a 92 trabajadores. Alur aseguró a los trabajadores que reubicará en otras tareas a los que quedaron afuera, pero el sindicato sostiene que eso es incierto y que, en el mejor de los casos, la reubicación demorará por lo menos un mes. “Y mientras tanto, ¿qué hace esa gente?”, cuestionó.

El dirigente sostuvo que las autoridades alegaron como motivo para los recortes que la empresa está “ajustando los números”. “Pero no es justo que siempre corten por el hilo más fino. Que recorten los cargos políticos, la cantidad de cargos al pedo que tienen, que ajusten de otra manera, no siempre con los peludos”, criticó.

Hoy los trabajadores nucleados en UTAA realizarán una asamblea abierta para definir qué medidas tomarán. Ya está resuelto que a partir del lunes instalarán un campamento frente a Alur en Bella Unión, y entre las medidas a tomar no descartan la huelga de hambre. “Somos un pueblo que lo único que tenemos es esto [en referencia al trabajo con la caña de azúcar], ahora qué le decimos a nuestros compañeros”, expresó Pintado.

Manuel González, gerente general de Alur, dijo a la diaria que la información que maneja el sindicato “es falsa”. “Esta zafra va a ser igual a la de 2015 en volumen de caña. El empleo que se va a generar es igual, lo único que cambia es la modalidad de compra de caña, pero eso no afecta en nada al empleo”, sostuvo. Explicó que este año se comprará mayor volumen de caña a los productores y menor volumen a empresas que se encargan de cortarla, y que esto se hace así porque a Alur le conviene desde el punto de vista tributario, como una forma de reducir costos en la empresa. Aclaró que ningún trabajador es contratado directamente por Alur, sino que son empleados por las empresas y por los productores. Aseguró, no obstante, que esto no implicará pérdida de empleo, porque se cortará el mismo volumen. “Estos puestos de trabajo no se van a perder; muchas veces UTAA distorsiona los datos para generar alarma pública”, sostuvo.

Etiquetas