Ir al contenido

Deporte | Jueves 07 • Abril • 2016

Éticamente incompatible

Damiani renunció a su cargo en la FIFA.

Mientras la FIFA sigue adelante con la investigación interna que comenzó a raíz de las filtraciones que involucran a Juan Pedro Damiani con Eugenio Figueredo y Hugo y Mariano Jinkis, los tres actualmente detenidos por diversos hechos de corrupción, el presidente de Peñarol anunció ayer su renuncia al Comité de Ética de la FIFA.

Mediante una carta que se difundió ayer, Damiani notificó su decisión al presidente del comité, el alemán Hans-Joachim Eckert. En la misiva el jerarca aurinegro, que formaba parte de ese órgano desde 2006, dice que “en los últimos días se buscó mancillar mi buen nombre y reputación” y agrega que “no le haría bien a la FIFA y a este Comité, ni a la transparencia por la que tanto he bregado en el fútbol, si no diera un paso al costado ante la más mínima sospecha, por infundada que sea, respecto de la forma en que he procedido”. Además Damiani en la carta reiteró que no tiene ni tuvo relación comercial alguna ni con Figueredo ni con Hugo y Mariano Jinkis, padre e hijo, propietarios de la empresa Full Play, acusada de pagar sobornos para obtener derechos televisivos de diversos torneos organizados por la Confederación Sudamericana de Fútbol.

De acuerdo con la información divulgada en los denominados Panama Papers, el estudio que Damiani encabeza colaboró para la creación de siete sociedades offshore vinculadas a Eugenio Figueredo, acusado de fraude y blanqueo de dinero por el FBI en Estados Unidos y posteriormente procesado por la Justicia uruguaya. También revelaron que Damiani hizo de intermediario de una empresa con sede en el estado estadounidense de Nevada, propiedad de los Jinkis. Según se señala en los Panama Papers, las actividades de Damiani no son ilegales, aunque son claramente incompatibles con el cargo que ocupaba en la FIFA.

Etiquetas