Ir al contenido

Deporte | Lunes 25 • Abril • 2016

Godzilla, el de la película

En la última jugada del partido, Sud América derrotó a Villa Teresa 1-0.

Fue un triunfo tremendo el de la IASA ayer de tarde en el Nasazzi ante el local Villa Teresa. Por cómo se dio, porque fue de visitante, porque jugó casi 40 minutos con diez futbolistas, y claro, porque lo ganó en la hora. El autor del gol del triunfo -tremendamente festejado por los hinchas buzones- fue Maximiliano Godzilla Arias, de buen partido en la mitad de la cancha, labor que coronó con la única alegría de la tarde, a los 91 minutos, con un remate penal. El disparo se dirigió hacia un lado y el argentino Agustín Cousillas, el golero del Villa, hacia el otro.

Villa Teresa, que está jugando sus últimas fichas para quedarse en Primera División -la derrota lo dejó casi sin chances-, hizo un partido muy intenso en ataque, generó el gasto y echó el resto para ganar, incluso con los cambios que hizo el directo técnico Vito Beato. Octavio Colo y Adrián Balboa fueron importantes en Villa Teresa; por otro lado, a pesar de que Sud América sufrió la expulsión de Julián Perujo, también le metió candela al ataque, con Gonzalo Malán, Facundo Rodríguez y Gonzalo Vega primero, y después con Leandro Reymúndez y el Patita Federico Millacet sobre el final, que siempre es importante por su velocidad. La IASA, ahora dirigida técnicamente por Julio Fuentes, que debutó con victoria tras el alejamiento en la semana de Julio Avelino Comesaña, llegó a 14 unidades en el Clausura y a 32 en la anual, por lo que no está muy lejos de la posibilidad de meterse en la Copa Sudamericana. Villa Teresa, en cambio, que subió con mucho esfuerzo desde la B el año pasado y esta fue su temporada debut en Primera División, quedó muy lejos de salvarse. Todavía tiene una mínima chance, que se puede esfumársele la semana si no le gana a Racing en el Parque Roberto, aunque incluso podría descender en la próxima etapa, según lo que pase en otras canchas. De todos modos, la gente de Villa Teresa disfrutó el momento, y el sueño del ascenso a la A. Si le toca perder la categoría, será con la frente en alto.

Etiquetas