Ir al contenido

Nacional | Miércoles 20 • Abril • 2016

Gabriela Mordecki. Foto: Nicolás Celaya (archivo, octubre de 2013)

Haciendo barrera

Analistas prevén que la inflación no supere 10% en 2016.

Después de que se diera a conocer que la economía había crecido a una tasa de 1% en 2015, los analistas consultados mensualmente por el Banco Central del Uruguay (BCU) actualizaron sus pronósticos para este año sensiblemente a la baja. Mientras que un mes atrás se manejaba la posibilidad de un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,1% para 2016, ahora se estima que el crecimiento económico de este año será de la mitad, una tasa de 0,6%. Para el año que viene, en cambio, la moderación de los analistas fue menor: se espera un nivel de actividad de 1,1%, mientras que el mes pasado la estimación era de 1,3%.

En cuanto a la inflación, los consultados mantuvieron el pronóstico de un aumento de precios de 10% para este año y aumentaron a 9,14% la previsión para 2017. Pero más allá de la proyección puntual al cierre, importa lo que suceda entremedio: si la inflación acumulada interanual superara 12%, se activaría la cláusula de salvaguarda salarial por la que los salarios de los convenios negociados hasta entonces se deberían ajustar por la diferencia entre el incremento salarial negociado y la inflación acumulada.

Según dijo la coordinadora del área macroeconómica del Instituto de Economía (Iecon) de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Universidad de la República -una de las organizaciones consultadas por la encuesta del BCU-, Gabriela Mordecki, no se prevé que esto suceda. Por otro lado, en junio, setiembre y diciembre de este año vencen en total unos 120 convenios, y el presidente Tabaré Vázquez aseguró que mantendría las pautas salariales sugeridas por el Ministerio de Economía y Finanzas. La inflación acumulada en el primer trimestre del año es de 5,16% y la de los últimos 12 meses asciende a 10,6%.

En otro orden, el empleo seguiría cayendo este año a una tasa más pronunciada, de 0,7% anual, y en 2017 el descenso se moderaría a 0,09%. También se mantienen sin cambios las previsiones de crecimiento del déficit fiscal, en el orden de 3,6% del PIB para 2016 y de 3,4% para 2017.

Lo mismo ocurre con el precio del dólar. Se prevé un tipo de cambio con la moneda estadounidense de 31,8 pesos para fines de abril, 35,4 al finalizar el año, 38,8 a la misma altura de 2017 y 39,8 al cierre de 2018.

Además del Iecon, otros consultados por la autoridad monetaria fueron AFAP Sura, Equipos Mori y los bancos Itaú y Santander.

Etiquetas