Ir al contenido

Deporte | Lunes 04 • Abril • 2016

Déborah Rodríguez, el sábado, en la Pista Oficial de Atletismo, durante una prueba del Grand Prix Sudamericano. Foto: Santiago Mazzarovich

La teoría de la evolución

Emiliano Lasa y Déborah Rodríguez dominaron sus pruebas en el Grand Prix Darwin Piñeyrúa.

Este fin de semana tuvo lugar en la Pista Oficial de Atletismo de Montevideo el Grand Prix (GP) Sudamericano. El sábado se realizaron las competencias del denominado Grand Prix Jorge Echezarreta, en el que Déborah Rodríguez obtuvo la medalla de oro en los 400 metros con vallas. Su marca fue de 58,12 segundos, un tiempo algo alejado de los 56,20 necesarios para la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Andrés Silva no pudo competir, ya que a último momento desistió de participar por una molestia sufrida el viernes. “Estaba entrenando y sentí un tirón. Vi al médico y me dijo que no había ninguna rotura, pero que tenía que cuidarme y no competir si durante el calentamiento volvía a sentirlo”, explicó el atleta tacuaremboense a la diaria. Silva todavía busca la marca clasificatoria para los Juegos Olímpicos en la prueba de 400 metros con vallas. “Para estar en el nivel óptimo para buscar la marca me faltan tres semanas”, reveló Andrés. Aseguró que irá por la marca en el Iberoamericano de Río de Janeiro, que se celebrará entre el 13 y el 15 de mayo. Antes Silva tendrá oportunidad de conseguir la marca en San Bernardo, Brasil, a fines de abril, y posteriormente competirá en Europa en junio.

Ayer volvió a marcar presencia Déborah Rodríguez, que ganó la prueba de 800 metros llanos. En esta distancia ya está clasificada para los Juegos Olímpicos. Su victoria la consiguió con un tiempo de 2.06,47, lejos de sus mejores registros. En la prueba de 3.000 metros se esperaba la presencia de los hermanos Martín y Nicolás Cuestas, atletas que ya consiguieron su marca para los Juegos Olímpicos en maratón. Sin embargo, Martín desistió de participar, debido a una molestia física. Solamente corrió Nicolás, que terminó cuarto, mejorando su mejor tiempo en esta prueba con 8.17,79.

El cierre de estos dos días de competencia lo protagonizó la prueba de salto largo, disciplina en la que compitió Emiliano Lasa, que aparecía como el favorito. Comenzó la prueba con un salto de 7,68 metros; en ese primer intento ya se puso al frente de la clasificación y consiguió un nuevo récord de campeonato. El anterior estaba marcado en 7,5. Sin embargo, pudo seguir superándose y en sucesivos intentos consiguió 7,94 y 7,95 metros. Esta última marca fue la que lo acreditó definitivamente como ganador de la competencia. Lasa está pasando por un gran momento y ocupa el cuarto puesto en el ranking de mejores saltadores de 2016. Tras competir y ser finalista en el Mundial Indoor de Portland, el uruguayo confirmó su favoritismo en Montevideo. Ahora, ya finalizada la temporada indoor (bajo techo) con el Mundial, descansará por un tiempo. Luego volverá a entrenar, para prepararse para el Iberoamericano de Río de Janeiro, una gira europea y, finalmente, lo más esperado, los Juegos Olímpicos.

Etiquetas