Ir al contenido

Humor | Martes 26 • Abril • 2016

EL FARO del Final del Mundo

Ladrones que entraron a la casa de Sendic se quejan porque “estaba todo hecho un caos, había mucha cosa al pedo y ni un mango”

Desde el entorno del vicepresidente calificaron el hecho de “grave”, ya que los delincuentes “se llevaron su título de Genética Humana”

El fin de semana el vicepresidente Raúl Sendic sufrió un robo en su casa de veraneo del balneario rochense Costa Azul. Es el tercer robo del que es víctima Sendic en los últimos años: en 2014 se llevaron una laptop de su camioneta mientras asistía a una reunión partidaria en Carrasco, y una semana después, en Pocitos, le robaron su billetera. En enero un ladrón había intentado entrar en su residencia montevideana del Prado, pero no lo logró. El vicepresidente aseguró que estos robos muestran que “a pesar de que vivo en el Prado, tengo una casa en Costa Azul y frecuento barrios como Pocitos y Carrasco, sufro los mismos inconvenientes que las personas de clase media-baja o baja”.

Sobre la tardecita de ayer trascendió que la Policía habría apresado a un par de sospechosos que confesaron el crimen. Pero lejos de mostrar arrepentimiento, los ladrones se quejaron por la situación que encontraron al irrumpir en la casa. “Estaba todo hecho un caos, había mucha cosa al pedo y ni un mango”. Según los investigadores, los delincuentes “estaban enojadísimos porque Sendic tiene cuatro estufas de leña y ninguna de ellas funciona”. También aseguraron que en la residencia “estaba todo desordenado, era imposible ubicar el lugar donde guardaban la plata. Y encima, cuando encontramos una latita que usaban para eso, la abrimos y no había un mango. Es más, había un par de recibos de luz vencidos. O sea que si nos llevábamos el contenido de la caja, íbamos a terminar debiendo plata”.

El vicepresidente de la República está de viaje en Irán, por lo que no hizo declaraciones. De todas maneras, desde su entorno adelantaron que seguramente haga una rueda de prensa al llegar al país, ya que “ocurrió un hecho gravísimo”. “Luego de hacer memoria durante un par de semanas, Raúl se acordó de que el título de licenciado en Genética Humana lo había guardado en la casita de Costa Azul. Pero ahora se lo robaron, así que no va a poder mostrarlo”, aseguró el senador Marcos Otheguy.