Ir al contenido

Deporte | Lunes 04 • Abril • 2016

Más vale solo que mal acompañado

Juventud amargó a Plaza de visita en Colonia: 2-1.

Fue un partidazo el que disputaron Plaza Colonia y Juventud el sábado en el estadio Suppici. Es que jugaba el líder del Clausura, la grata sorpresa del campeonato, que no sólo juega bien, sino que es atractivo por la adhesión que genera -visto desde afuera, claro- el hecho de que casi la totalidad del plantel pata blanca está integrado por jugadores oriundos del departamento de Colonia y que se están formando desde el ascenso de la B a la A. La ciudad estaba preciosa, como siempre, y la tarde que comenzó lluviosa se aguantó en el molde para vivir lo que terminó siendo un partido lleno de opciones de gol y otras cosas.

Juventud llegaba a Colonia del Sacramento con una floja campaña a cuestas y con la tabla del descenso metiendo presión, ante la posibilidad de quedar bien abajo. El triunfo 2-1, con goles del sanducero Gabriel Leyes en el inicio del encuentro y del floridense Facundo Barcelo -con un penal más que dudoso cobrado por Christian Ferreyra- en el segundo tiempo, les dio a los pedrenses la posibilidad de sacarse la mufa e incluso de superar la línea de su rival del sábado en el descenso (68 puntos).

La primera etapa terminó con un empate 1-1. Cuando nadie lo esperaba, cayó el gol de Leyes, que con una media vuelta colocó la pelota contra el palo derecho de Kevin Dawson, que se sorprendió y ni siquiera atinó a tirarse para tapar. Era sorpresa, porque los locatarios del cardonense Eduardo Espinel le metían mucho dinamismo al juego, con Nicolás Milesi como estandarte en la mitad de la cancha -el 10 maneja todas las pelotas- y el protagonismo del 5 de bigotito, Matías Caseras. Además, Nicolás Dibble, endiablado como siempre, complicaba y mucho a los defensas pedrenses.

El empate coloniense llegó a partir de un gran tiro libre que pateó Alejandro Villoldo, con el posterior cabezazo del argentino Germán Rivero. En ese momento comenzó otro match. Se sucedieron muchas situaciones de los dos equipos -Diego García estrelló un tiro libre en el travesaño-, en un encuentro de ida y vuelta que terminó siendo épico sobre el final.

Los de Las Piedras se pusieron en ventaja 2-1 por un penal que pateó Facundo Barcelo -se lo habían hecho a él, aunque no sé si fue- e inmediatamente, en dos minutos, se le complicó el partido a la visita: a los 70 se fue expulsado Diego García y a los 71 Barcelo. Hasta el final fue un monólogo de Plaza, que apiló delanteros y jugadores de ofensiva: los colonienses tenían la llave, pero no pudieron abrir la puerta. Juventud aguantó con nueve jugadores, una defensa férrea y mucho corazón: sólo Mateo Carro quedó arriba para cazar algún ataque.

Fue un triunfazo a domicilio del equipo de Jorge Giordano. Plaza perdió su invicto, pero pese a ello sigue siendo el único puntero del Torneo Clausura cuando ya llegamos a la mitad del campeonato.


Etiquetas