Ir al contenido

Deporte | Viernes 29 • Abril • 2016

No nos vamos nada

Villa Teresa derrotó a Racing 3-2 y sigue peleando por mantenerse en la A.

Por lo menos por una etapa más, Villa Teresa seguirá siendo de Primera División. Eso se debe al triunfazo que consiguió ayer de tarde, en el comienzo de la décima etapa del Torneo Clausura ante Racing en el Parque Osvaldo Roberto.

La fría tarde en Sayago les trajo el recuerdo del triunfo a los de Vito Beato, que con destacadas actuaciones de Gabriel de León, Ademar Martínez, Octavio Colo y Adrián Balboa anotaron el 3-2 ante la escuelita, un resultado acorde con el trámite del partido. El primer tiempo de los albirrojos fue perfecto, pero antes de que Rocky Balboa marcara los dos primeros goles, a los 12 y 24 minutos -el segundo de penal-, Renzo López había tenido la más clara para Racing en el inicio del match, que si entraba podría haber determinado otro rumbo para el encuentro. Otro aspecto que cambió el partido fue el ingreso del melense Martínez, que tuvo que pasar a jugar de volante, como suele hacerlo, en reemplazo del Boya Daniel Pereira, que había sido amonestado y estaba muy cerca de ver la roja, no por la violencia de su juego, sino por la acumulación de faltas.

El juego colectivo de Villa Teresa se gestó en la mitad de la cancha con Martínez y el trabajo individual de Colo en los últimos metros del ataque fue el arma que permitió a los visitantes ganar el partido. Además, Balboa estaba fino y De León, que es lateral, fue un atacante más y en su sector no dejó pasar a nadie. El 2-0 no parecía prever lo que se vendría.

Fue bueno mientras duró

En el segundo tiempo Racing salió a empatar el partido, con la intención de pasarle por arriba a Villa Teresa. Y no faltó mucho para que eso pasara. A los 63 minutos, el Gordo Líber Quiñones cambió penal por gol, y cinco minutos después Renzo López tuvo revancha: tomó la pelota al borde del área y sacó un zapatazo tremendo para clavarla en el ángulo superior derecho del arquero argentino Agustín Cousillas. Era el 2-2, y los de Sayago seguían de largo. Con Juan Pablo Rodríguez, Dani Acosta y el ingreso de Gabriel Fernández, el tercero estuvo a punto de llegar, hasta que el partido se cerró cuando Nicolás Olivera, a los 81, conectó un cabezazo tras un centro de Martínez que hizo explotar a la tribuna visitante. El 3-2 final le valió 3 puntos al Villa para el Clausura -ahora suma 14- y 6 para el descenso (38), que le permiten seguir soñando con mantenerse en la categoría. Al menos hasta la semana que viene no se irá de la A, y esperará atento a los resultados que tengan hoy Rentistas y El Tanque Sisley, otros dos equipos que están muy comprometidos en la tabla del descenso.

Por otra parte, la derrota de ayer sumó preocupaciones en Racing. El albiverde perderá un punto en todas las tablas por los incidentes en la derrota ante Liverpool en Belvedere, está haciendo su campaña más floja de los últimos años y con cinco etapas por delante está lejos de pelear por alguna chance de clasificarse a una copa internacional. Incluso, si bien no tendrá problemas con el descenso en esta temporada, el puntaje que sumó -por ahora: quedan cinco fechas- no lo deja nada cómodo en vistas a la temporada que viene.

Etiquetas


Seguí leyendo sobre esto: