Ir al contenido

Deporte | Jueves 14 • Abril • 2016

No pudo ser

Pablo Cuevas quedó eliminado ayer en la segunda ronda del Masters 1000 de Montecarlo tras perder con el canadiense Milos Raonic 7-5, 2-6, 7-6(5). Raonic, décimo preclasificado del torneo y duodécimo del ranking mundial, se enfrentará ahora al bosnio Damir Dzumhur, quien dio la sorpresa al eliminar al checo Tomas Berdych, séptimo mejor tenista de la ATP.

Pese a la eliminación, ayer el salteño jugó un partidazo ante Raonic. Fueron más de dos horas y media de buen nivel y alto voltaje. El canadiense hizo lo que mejor le sale: meter el primer saque adentro y, tras eso, jugar profundo con su derecha. El salteño plantó cara al juego agresivo de Raonic, pero perdió el primer set 7-5. En el segundo chico se vio lo mejor de Cuevas: le quebró varias veces el saque a su rival (y dio vuelta todos los break point en contra) y se llevó el set con un marcador de 6-2. El tercer y último set pudo ser para cualquiera. Llegaron apretados el tie break y fue Raonic, tras empezar 0-2 abajo, quien dio vuelta el tanteador hasta lograr el resultado final.

Ahora Cuevas volverá a jugar la semana que viene en el ATP 500 que se jugará en Barcelona, uno de los torneos del circuito de polvo de ladrillo que desembocará en el segundo grand slam de la temporada, Roland Garros, que se disputará, como es tradicional, a partir de fines de mayo.

Etiquetas