Ir al contenido

Deporte | Miércoles 13 • Abril • 2016

Pensando en lo que viene

Nacional afrontará el partido de mañana ante Rosario Central con varios cambios.

Con la certeza de ya estar clasificado para los octavos de final de la Copa Libertadores, el plantel de Nacional encarará hoy su última jornada de entrenamientos antes del encuentro que jugará mañana a las 21.45 con Rosario Central en el Gran Parque Central por la fecha final del grupo 2 de la competencia.

Ayer, durante un contacto que mantuvo con la prensa, el director técnico tricolor, Gustavo Munúa, declaró que en el duelo de mañana preservará a los jugadores que tienen dos amonestaciones, el arquero Esteban Conde, el volante Santiago Romero y el delantero Nicolás López, porque en caso de que recibieran una amonestación más quedarían suspendidos para el primer partido por los octavos de final. A esas bajas seguras para mañana hay que sumarles la del lateral Jorge Fucile, que por acumulación de amarillas se perderá el encuentro. Tampoco estarán disponibles Gonzalo Porras y Sebastián Fernández, que se están recuperando de las paperas y volverán a los entrenamientos en los próximos días.

El equipo que saldrá a jugar mañana se conocerá hoy, luego del ensayo táctico que realizará el plantel de mañana, pero se estima que en la zona de volantes ingresaría Sebastián Eguren, entre los de arriba es probable que Leandro Barcia pueda hacerse un lugar en el equipo, y Sebastián Gorga podría ser el reemplazante de Fucile en el lateral derecho. En el arco, el panameño Luis Mejía ingresará en lugar de Conde.

A Nacional le bastará con empatar para ser primero de la serie -la igualdad también les sirve a los canallas rosarinos, que necesitan un punto para pasar de fase-, mientras que Palmeiras estará expectante de lo que pase en La Blanqueada. El equipo brasileño jugará mañana a las 21.45 con River Plate, y para clasificarse necesita ganar su partido y un triunfo de los tricolores.

En cuanto al rival que le puede tocar a Nacional en la próxima fase, por el momento sólo se puede especular, porque todas las series están en desarrollo y la fase de grupos recién finalizará la semana que viene, por lo que las posiciones pueden variar mucho.

Lo que sí es seguro es que si los tricolores son primeros en su grupo definirán la llave de octavos de final en Montevideo, y si finalizan segundos, jugarán el encuentro de vuelta de la próxima fase como visitantes. De acuerdo con el cronograma establecido, los partidos de ida de los octavos de final se jugarán durante la última semana de abril, y los juegos de vuelta tendrán lugar en la primera semana de mayo.

Etiquetas