Ir al contenido

Nacional | Martes 05 • Abril • 2016

Luis Alberto Lacalle Pou. Foto: Mauricio Kühne (archivo, marzo de 2016)

Primero lo primero

Lacalle Pou le exige al gobierno disposición para “cambiar la política de seguridad” antes de convocar a la oposición.

Mientras que el Honorable Directorio del Partido Nacional (PN) está de acuerdo con que exista una instancia interpartidaria para negociar políticas de Estado sobre seguridad, el senador y líder del sector mayoritario nacionalista, Luis Lacalle Pou, pidió que el gobierno admita que va a cambiar la política de seguridad del país antes de convocar al diálogo, previsto para el martes 12.

Durante un plenario del Espacio 40 celebrado anoche, Lacalle Pou reclamó “un cambio de actitud”. El ex candidato presidencial aseguró que desde 2005 se ha registrado un “cúmulo de errores” en la materia y reclamó un mensaje claro: “Si el gobierno entiende que tiene que dialogar, primero tiene que decir que va a cambiar la política de seguridad. Yo estoy para ponerle el hombro al país, pero no para sacarme la foto”. Lacalle Pou ha pedido en varias oportunidades la renuncia del ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

Otro enfoque sobre el tema tuvo ayer el senador Guillermo Besozzi (Alianza Nacional), varias horas antes del plenario del Espacio 40, cuando actuó como vocero del Directorio: “El partido va a tomar la posición de aportar y apoyar. Pero esperamos que el presidente se termine reuniendo con los líderes de los partidos que integran el sistema político”, sostuvo. Luego fue aun más directo: “El PN pretende hablar con el presidente de la República. No puede haber intermediarios. Y si bien el presidente puede estar acompañado, tiene que estar en la reunión; es fundamental para nuestro partido”.

Besozzi informó que si bien los dos líderes principales del PN han hecho sus propias propuestas sobre seguridad, el PN realizará “planteos únicos” y trabajará específicamente para eso. Durante la conferencia, el senador fue consultado respecto de si era posible alcanzar acuerdos en esta área cuando, dentro del PN, el sector de Lacalle Pou ha pedido la renuncia de Bonomi. El senador respondió que “una cosa no implica la otra”: “Hay parte del partido que cree que Bonomi debería ser removido, pero nosotros reafirmamos el trabajo y estamos dispuestos a estar, participar y aportar”.

Otras preocupaciones

Durante la sesión del Directorio, la ex diputada Beatriz Argimón se mostró preocupada por el robo en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República que sufrió el Grupo de Investigación en Arqueología Forense (GIAF). Si bien no existió una declaración oficial del Ejecutivo nacionalista, varios directores del partido asociaron este robo con la inseguridad que vive el país. “Pensamos que hubo demasiado poca repercusión para la gravedad de dicho robo y de lo que estamos hablando. Se ha dicho poco por parte del gobierno, y está enmarcado en esto de la inseguridad”, dijo Besozzi. Otra integrante del directorio, Magela García Galain, también enmarcó esta situación en el debate sobre seguridad, y dijo que el PN rechaza totalmente el hecho.

Otro tema que se conversó “informalmente” en el encuentro fue el vínculo del ex senador nacionalista Sergio Abreu -como intermediario, con su estudio Abreu, Abreu y Ferres- con la compra de una sociedad offshore en Panamá por parte del futbolista argentino Lionel Messi (ver la diaria de ayer). Varios directores nacionalistas evitaron pronunciarse al respecto. Consultado por la diaria, Besozzi dijo que “seguramente va a estar arriba de la mesa en la próxima sesión”. “No lo tengo claro y no puedo abrir opinión; ni yo ni el Directorio. Es un tema delicado y hay que tener mesura para hablar de estas cosas”, dijo, aunque reconoció que “no se puede desconocer que Abreu es un hombre del partido”.

Lo que sí se abordó ayer fue el malestar del PN con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, por su accionar durante y luego de las elecciones de los representantes sociales del Banco de Previsión Social. El jerarca visitará la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados el martes 12, a instancias del diputado nacionalista Pablo Abdala, que ayer en el Directorio habló del tema. “Pasadas las elecciones, no tuvo mejor idea que atacar al PN. Nos responsabilizó poco menos que de las molestias que hubo por la elección, asegurando que fuimos nosotros quienes bloqueamos los cambios en la ley que las regula”, sostuvo el legislador. Agregó que “pocos días después se supo que el que estuvo haciendo campaña fue él mismo”, en referencia a una nota de Búsqueda, en la que se afirmaba que Murro promovió la votación de algunos candidatos. Según dijo, el objetivo no es “pelearnos, pero sí zanjar la diferencia y que se aclare la situación”.

Etiquetas