Ir al contenido

Nacional | Lunes 25 • Abril • 2016

Se hace camino

Algunos intendentes consideran insuficientes los recursos del gobierno para atender daños causados por eventos climáticos.

Atendiendo la situación de emergencia, el presidente Tabaré Vázquez convocó a sus ministros a un consejo extraordinario este sábado, con el fin de evaluar los daños provocados por el tornado que azotó parte de la ciudad de Dolores y las inundaciones que afectaron al resto del país. Tras el encuentro, se anunció que se destinarán 100 millones de dólares a la reparación de redes viales, viviendas y emprendimientos productivos a nivel nacional, cifra que algunos intendentes consultados por la diaria consideraron que debería ser “sólo el inicio”.

El gobierno creó un fideicomiso por 100 millones de dólares -constituido por las sumas recaudadas por aportes voluntarios-, con el fin de que los fondos se deriven a aquellos aspectos definidos como prioritarios por el Ejecutivo: vivienda, salud, alimentación, seguridad y sistema de cuidados.

Para las viviendas afectadas por el tornado en Dolores, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente destinará 90 millones de pesos y 5.000 chapas, una cantidad “totalmente insuficiente”, según el intendente de Soriano, Agustín Bascou. “Con eso no hacemos nada”, dijo Bascou, quien estimó que las pérdidas en viviendas andan entre los 25 y 30 millones de dólares. Igualmente se manifestó tranquilo, porque las autoridades de la Agencia Nacional de Vivienda le transmitieron el viernes que este dinero era “sólo el inicio”.

En la misma línea se expresó el intendente maragato, José Luis Falero, quien espera que los 40 millones de pesos que el Ejecutivo nacional brindará para reparar la caminería rural del departamento “sólo sean los números primarios”. Según dijo, esta cifra cubre tan sólo 15% de los daños ocasionados por las inundaciones, por lo que “habrá que seguir dialogando”. Confirmó que se planea abrir las primeras licitaciones para la compra de balastro, camiones y maquinaria “la semana que viene”, mientras que a mediados de esta semana estará pronto el “informe final” de los arquitectos de la comuna, que definirá los recursos necesarios para la recuperación de viviendas.

También el jerarca departamental de Colonia, Carlos Moreira, consideró que las cifras manejadas por el Ejecutivo deberían ser las “iniciales”. El intendente presentó el viernes un informe “preliminar” a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) en el que da cuenta de que para la reparación de 80% de la caminería rural y urbana del departamento que fue dañada se necesitarían 8,5 millones de dólares.

El intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, presentará a la OPP hoy de tarde un informe sobre la situación departamental. “No vamos con la idea de pedir dinero, esta intendencia está muy bien, sólo anhelamos compartir el estado de situación”. La intendencia ya llamó a licitación para la reparación de cinco tramos carreteros, obra que se piensa cubrir con fondos propios.

Por otro lado, el intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, consideró que en estos primeros días después del temporal “es un error hablar de números”. “Nadie sabe a ciencia cierta cuáles son los daños, y el gobierno podrá estimar recursos, pero si se demuestra que ese dinero que dijo no alcanza, no dudo que se destinará lo que haga falta”.


Etiquetas