Ir al contenido

Deporte | Jueves 28 • Abril • 2016

José María Giménez y Robert Lewandowski, ayer, en el estadio Vicente Calderón de Madrid. Foto: César Manso, Afp

Un torrente de alegría

Europa, Europa.

Con un apretado 1-0 favorable a Atlético de Madrid se saldó el encuentro que los colchoneros jugaron ayer con el poderoso Bayern Munich alemán en el estadio Vicente Calderón, en el inicio de la segunda llave semifinal de la Champions League, instancia del torneo que se había abierto el martes con el empate a cero entre Manchester City y Real Madrid.

Un golazo de Saúl Ñíguez, a los 11 minutos del primer tiempo, luego de una exquisita jugada personal plagada de notables gestos de buena técnica, fue la mayor emoción que se vivió ayer en el Calderón, que lució tribunas repletas y unas cuantas banderas uruguayas. En el equipo ganador fue titular y jugó los 90 minutos el zaguero José María Giménez, pero el que no estuvo presente fue el coloniense Diego Godín, que quedó fuera de la convocatoria por una lesión muscular. Si bien intentarán que llegue para el partido de vuelta en Alemania, será difícil que se recupere en estos días.

Ayer en el equipo germano que dirige el catalán Josep Guardiola fue figura el chileno Arturo Vidal, uno de los principales impulsores de Bayern, que en el segundo tiempo fue y fue pero no pudo quebrar la férrea resistencia de los españoles. Uno de los grandes responsables del triunfo fue el golero de los colchoneros, el esloveno Jan Oblak, que tuvo unas cuantas intervenciones providenciales.

Los partidos de vuelta de las dos series semifinales se jugarán la semana que viene. El martes se define la llave entre Bayern Munich y Atlético de Madrid en el Allianz Arena, mientras que el miércoles el Santiago Bernabéu de Madrid será testigo del encuentro entre Real y Manchester City. Los dos partidos se jugarán a las 15.45 de Uruguay y serán televisados por ESPN y Fox Sports.

Etiquetas