Ir al contenido

Internacional | Martes 03 • Mayo • 2016

A los juzgados

El fiscal federal Carlos Rívolo pidió la imputación de la ex presidenta argentina Cristina Fernández y de su hijo, el diputado Máximo Kirchner, por presunto enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos. El pedido se enmarca en una causa que se conoce como “Los Sauces”, en referencia al nombre de una empresa en la cual ambos son accionistas y que es dueña de varias residencias que usualmente eran alquiladas por el empresario Lázaro Báez. La causa investiga si los Kirchner beneficiaban a Báez asignándole contratos para la construcción de obras públicas con sobreprecios, y si el empresario devolvía este sobrante como un supuesto pago por el alquiler de sus propiedades.

También avanzaron ayer investigaciones judiciales que involucran al actual presidente argentino, Mauricio Macri. El juez Sebastián Casanello, que investiga los vínculos del gobernante con empresas offshore, envió exhortos a Bahamas y Panamá para obtener más información.

Además, Macri y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, fueron denunciados por el coordinador nacional de la organización social Tupac Amaru, Alejandro Garfagnini, que los acusa de haber coaccionado a la diputada Mabel Balconte para que testificara contra la líder de ese movimiento, Milagro Sala. Además, Garfagnini denunció a Morales por hacer denuncias “infundadas” en los medios, y a Macri por calificar a la Tupac Amaru de grupo “paramilitar”.

Etiquetas